De esta manera lo manifestó el fiscal general Julio De Olazábal, quien abordó diferentes temas relacionados a la seguridad y la prevención. En este sentido comentó que se trabaja sobre diferentes proyectos, entre ellos el de Protección a Testigos.

En diálogo con el programa “Santa Fe Directo” (Canal 13) el fiscal general Julio De Olazábal abordó diferentes temas, relacionados con la seguridad y la prevención en la provincia. En primer lugar, el profesional reflexionó acerca de la concentración que se llevó a cabo en la jornada de ayer, frente a Casa de Gobierno. Al respecto opinó que “creo que la gente tiene razón en protestar, porque aunque haya podido bajar algo el índice de homicidios, el índice mismo es altísimo”.
Si bien su trabajo como fiscal se produce una vez sucedido el hecho, De Olazábal comentó que “se piensa que las condenas pueden contribuir a alejar a la gente del delito, pero la realidad histórica demuestra que esto no ha ocurrido así”. Y agregó que “a mi entender, quien se apresta a delinquir, salvo que sea un enfermo, trabaja en la hipótesis que no será descubierto, ni condenado. Es por eso que hay que trabajar más sobre la prevención, asegurándole que quien delinque será descubierto”.
En este sentido, comentó que cuando se habla del delito “se lo puede afrontar desde distintos puntos de vista. Ya sea desde la objetividad y sensación”. Al respecto manifestó que “creo que la presencia de Gendarmería ha influido en la sensación, ha dado tranquilidad a la gente, yo no sé si se reflejó objetivamente en la prevención de delitos que ha tenido, pero se ha reflejado en la sensación de la gente que ve más policías y se siente más tranquilo”.

 

 

Nuevo Sistema Procesal Penal

 

 

Por otro lado, el fiscal general se refirió a los avances sobre el nuevo sistema Procesal Penal. En este sentido explicó que “no hay confianza en la policía, por lo que se debe hacer algo al respecto, la policía no está preparada para cumplir investigaciones”. Es por esta razón que el funcionario plantea que “se deben crear policías especializadas en la investigación. En un primer momento lo hicimos, y se cumple, hay una policía de investigaciones que está dentro del Ministerio de Seguridad”. Y agregó que “esto ya lo tenemos en marcha, no está del todo fortificad, pero se va haciendo y está dando muy buenos resultados”.
Asimismo, el fiscal dio algunos ejemplos de estadísticas que surgieron de la ciudad de Rosario, “sobre 100 allanamientos que piden, si el total es realizado por la policía de investigaciones hay un 90% de efectividad. Pero si lo hace la policía común es un 40% efectivo”. Y explicó que “la diferencia es negligencia o arreglos, hay algo en lo que ya no podemos confiar. Quizás es que la policía de investigación antes de pedirlo al allanamiento, se asegura que algo encontrará”.
Al mismo tiempo, comentó que lo que se pretende es la creación “del organismo de investigaciones, no son policías, pero en definitiva son cuerpos de investigaciones que dependen de esta. Son organismos especializados en investigación, pero de otro tipo”.
Para ejemplificar esto, De Olazábal indicó que en nuestra ciudad “el 92% de los homicidios se comete con armas de fuego, ahora, la pregunta es ¿de dónde vienen esas armas? La policía común investiga el homicidio, pero debemos tener una mirada más profunda, ver de dónde surgen las armas, para esto, necesito un cuerpo de investigadores formados”.
En este sentido, explicó que dicho organismo también contará con un “cuerpo forense”. Al respecto indicó que esto debe hacerse “para que no ocurra la vergüenza que fue lo del caso Nisman”. Y agregó que “esto ocurre porque no hay gente preparada, cuando tengamos el organismo tendremos un departamento forense para asegurar y levantar los rastro”.

 

 

Protección a testigos

 

 

En otro orden, De Olazábal se refirió al programa de Protección a Testigos el cual pretende, en primer lugar “asistir a la víctima”. Al respecto comentó que “en una situación como la que vivimos, tenemos que tatar que asegurar que la victimad declare en el juicio y, hoy en día, no lo hacen”. Y agregó que se “proyecta la sanción de una ley que cree un organismo de protección y acompañamiento de la víctima, ya sea psicológicamente, familiarmente, físicamente, pero luego necesitan de una protección que hay que crearla, mantenerla. En algunos casos se pensara en el traslado de la víctima, el cambio de identidad. El Estado debe tener montado algo para ese momento”.
Finalmente, el fiscal indicó que “creo que está por salir la ley, que está todo planteado para que el Senado y Diputados en una o dos sesiones aprueben la ley y resuelva”.