La diva reafirmó sus expectativas que se produzca una vuelta de página en las próximas elecciones: “Roguemos para que tengamos más paz y tranquilidad”.

 

Las opiniones de Susana Giménez siempre repercuten y provocan adhesiones y rechazos pasionales. No será esta la excepción, porque la estrella de la televisión habló de política y de sus ilusiones para el futuro.

 

La actriz y conductora expresó claramente su deseo de que de las próximas elecciones surja un Gobierno distinto: “Yo quisiera un cambio, pienso que se necesita”.

 

Recién llegada de los Estados Unidos, la diva habló con La Once Diez y primero marcó el contraste que observó entre el país del norte y la Argentina: “Allá ni reconocí la ciudad (Miami) de todo lo que habían hecho; por eso, mientras estaba ahí, pensaba: ‘El dinero de los contribuyentes acá se ve’. Qué realidad tan distinta…”.

 

De todos modos, Giménez consideró que “hay mucha esperanza en la gente” por el recambio de autoridades que se producirá tras las elecciones: “Roguemos para que tengamos más tranquilidad y paz”.

 

Los 12 años de kirchnerismo motivaron una reflexión crítica con el gobierno actual. “Eternizarse en el poder nunca fue bueno”, señaló la estrella televisiva, quien recordó que “los primeros gobiernos” de Carlos Menem y de Néstor Kirchner “fueron buenos, pero las segundas o terceras partes nunca fueron buenas”.

 

Para darle aún más sustento a su análisis, la diva se apoyó en lo que sucede con dos mandatarios extranjeros: “A Barack Obama, un tipo que era recontrapopular, ahora lo critican todos… ¡Dilma (Rousseff) era una reina amada por su pueblo y hoy la quieren sacar a patadas!”.

 

“Con Menem pasó también: en su segundo gobierno todo el mundo protestó y para mí el primero había sido fantástico. No sé qué pasa, no sé qué es, pero pasa: eternizarse no es bueno “, concluyó Giménez.

 

 

Fuente: Infobae