El primero de los hechos se registró ayer por la tarde en Chaco y Geneiro cuando un muchacho de 32 años recibió tres disparos de arma de fuego. Fue trasladado al hospital Cullen pero falleció cerca de las 21. En tanto, durante la madrugada, un joven de 15 años fue ultimado en Chubut al 6400. Por último, un hombre de 75 años fue muerto a puñaladas en Regimiento 12 de Infantería y Las Heras.

Ricardo Fessia (LT10)

Jorge Nessier (LT10)

 

Tres homicidios se produjeron en nuestra ciudad en menos de doce horas. El primero de los hechos se produjo ayer, alrededor de las 18.30, cuando Jorge Quinteros, de 32 años, recibió tres disparos de arma de fuego en sus piernas, tras una discusión en Chaco y Geneiro, en barrio Yapeyú. Luego del episodio, fue trasladado al hospital José María Cullen donde falleció cerca de las 21.

En tanto, esta madrugada balearon a un joven de 15 y a otro de 17años, en Chubut al 6400, también de barrio Yapeyú. Ambos fueron asistidos en el hospital Mira y López. El menor, identificado como Tomás Wagner, falleció por el disparo que recibió en el abdomen. Por su parte, Brian Ambrosino se recupera tras recibir un balazo en el hombro. Este homicidio estaría relacionado con el crimen de Jorge Quinteros.

En diálogo con LT10, el fiscal Regional, Ricardo Fessia, sostuvo que “todo comenzó ayer, alrededor de las 19, en Barrio Yapeyú. Por una discusión entre dos personas que se conocían, terminó perdiendo la vida Jorge Quinteros, de 32 años”.

En ese sentido, agregó que “como consecuencia de este primer hecho, dos jóvenes fueron a atacar al domicilio del presunto asesino. Desde esta vivienda respondieron con disparos de arma de fuego y el que se llevó la peor parte fue Tomás Wagner (15 años), quien perdió la vida. Todos los implicados en estos violentos episodios son vecinos”.

En tanto en las últimas horas un hombre de 75 años fue ultimado a puñaladas en Regimiento 12 de Infantería y Las Heras, barrio Guadalupe Oeste. La víctima identificada como Roberto Tira era dueño de la ferretería Las Heras.

Según fuentes policiales, el cuerpo de Roberto Tira tenía heridas de cortantes en el cuello y en el tórax. Los investigadores entienden que el hombre se defendió de uno o dos atacantes. El crimen habría ocurrido durante la madurgada.