En un alto de un  periplo muy extenso que tomó dos departamentos, la ministra de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González, ayer estuvo en Rafaela.

 

En dependencias del Centro Cívico recibió a representantes de los medios de comunicación social y con mucha cordialidad, apasionada y verborrágica se refirió a las distintas actividades que forman parte del accionar de la cartera que encabeza, pero también se refirió al final de su gestión y los planes para el futuro.

 

La presentación la hizo el coordinador del nodo, Omar Martínez, dando la bienvenida, señalando que la actividad se inició en Suardi, prosiguió en nuestra ciudad, luego se dirigió a Zenón Pereyra y finalmente concluyó en María Juana. Cuando ya avanzaba el encuentro se sumó la concejal Natalia Enrico.

 

Berni para niños

 

Con mucha  satisfacción la funcionaria  resaltó  que “hoy inauguramos la muestra ‘Berni para niños’ en Suardi, la que se inició en el año 2000, recorriendo 28 ciudades de todo el país, cuando se recordaba un aniversario del fallecimiento de Antonio Berni, creyendo que iba a ser una muestra  que iba a durar un mes. Se hizo en la ciudad de Rosario y  luego salió a recorrer ciudades, la primera en la que fue exhibida, fue Rafaela en el propio Museo (de Bellas Artes) que fue un encanto como lo pusieron, y luego fue a Sunchales, ahora ha llegado a 90 ciudades, sin que decaiga nada”.

 

También tuvo términos elogiosos para la realización suardense en la que, según exaltó “me  dieron una sorpresa enorme los chicos de una escuela, quienes adentro de la muestra -que estaba puesta muy bien en la Casa de los Abuelos-, que es una muestra para niños y grandes, porque está todo el Siglo XX pintado por un hombre con compromiso social, y no es solamente juego, es juego, pensamiento, opinión, debate; una escuela hizo un camino de cuadros, virtuales, de marcos, con el cuadro hecho en vivo por los niños”.

 

Territorio de encuentros

 

Prosiguiendo su relato, la titular de la cartera cultural  respondió una pregunta relativa a ese programa -que momentos más tarde sería motivo de un encuentro con gente de las Comunas y Municipios de nuestra región-, señalando que “Territorio de Encuentros” es un programa territorial de la segunda gestión, hace dos gestiones que estoy, desde 2007, gestión Binner, gestión Bonfatti, o sea que yo he seguido las dos gestiones y se me nota,  he tenido la oportunidad de conocer toda la Provincia, pueblo por pueblo y aprendí muchísimo, tanto, que sería para un libro de memorias.

 

“Es un hermosísimo programa que va unido a otros programas itinerantes, como “Berni para niños”, “Perfume de mujer”, etc.; pero hay dos programas que  hacen juego, “Territorio de Encuentros” y “Querer, creer, crear” – que también lo habrán escuchado porque estuvo en Sunchales y fueron a todas las localidades.

 

“Territorio de Encuentros” convoca a organizaciones culturales de larga data, no estoy hablando de un grupo de rock, sino de esas organizaciones que han acompañado a la sociedad durante 10-15 años en todos los planos de lo artístico y convoca a las autoridades locales de toda la región; cuando digo a todos es a todos, sin tener en cuenta el signo político al que pertenezcan, se convoca a todas las autoridades al nodo, en la región, y allí nos encontramos y tenemos cuatro encuentros, que podría decirse de capacitación, a esos encuentros van los presidentes comunales, los intendentes y sobre todo los secretarios de Cultura -que en otra época ni existían, recordemos que la Cultura está teniendo otro lugar en la agenda pública-.

 

“Nosotros fuimos -y lo puedo decir porque es motivo de orgullo-, en 2007 el primer Ministerio de Cultura del país”.

 

Entonces, “Territorio de Encuentros” tiene cuatro encuentros en donde se discute la cultura, y cómo es la cultura en cada región, se discute cómo es la historia de la cultura, y se trabaja en algunas líneas; ¿qué tiene que ver la cultura con el espacio público?, otro eje es Derechos Humanos -cultura es la que puede mantener una línea de valores y que a través de la educación transmite la cultura. Otro eje son las Industrias Culturales -que hay que discutirlos, porque no son lo que la gente cree-“, y siguió explayándose acerca del fomento a la creación que es impulsado por ellos, que abarca un abanico extendido de las diversas especialidades que permitió ingresara al circuito cultural a creadores de toda la Provincia.

 

Remarcó que `Territorio de Encuentros’ “discute todas estas cosas y más, la identidad, la identidad de cada región, la integración. Se inscriben 5000 personas de toda la región que no sólo cantan, bailan, periodistas, pintores, los que arreglan sillas de ruedas o inventan cosas, o la gastronomía del chocolate o de la empanada, o sea todo lo que el hombre hace que son productos culturales -no sólo el arte-.

 

“Este programa reparte subsidios, muy chicos, porque la idea  es acompañar en un proyecto y a la vez le da asistencia técnica”.

 

A continuación manifestó que el encuentro con todos aquellos que están aplicando el programa tenía como objetivo hacer un balance de cómo han ido los proyectos, “porque realmente han presentado cosas muy distintas, hubo muchos proyectos relacionados, fundamentalmente, con lo comunitario”. Fueron presentados 27 proyectos, muchos de los cuales son asociativos.

 

Fin de la gestión

 

Consultada acerca del final de su gestión y si esto le genera dolor fue directa y remarcó “¡muchísimo! pero, ¿qué pasa? la vida es cambio, no sabemos cómo va a ser el gabinete de Lifschitz y él tiene el derecho de construir una nueva  alternativa, dentro del mismo proyecto. Lo que sí quiero es que el equipo que hicimos ocho años juntos y para el que no hubo sábado, domingo ni noche libre no se pierda.

 

“Yo quisiera, que la línea  que me costó tanto formar pueda seguir, que siga el concepto de cultura y participación, el concepto de desarrollo territorial. Yo creo que el arte es parte, pero hay que llegar al arte de vivir, a cómo entendernos como ciudadanos, como pueblo, a cómo entendernos como memoria, como historia, como comunicación, como derechos humanos, la cultura es muy importante, en los lugares de mayores problemas sociales.

 

“La cultura nos atraviesa pero está entre nosotros defendiendo la vida”.

 

Refiriéndose a diversos exponentes del arte popular, tuvo términos elogiosos para la impresionante Orquesta de Tango de Rafaela.

 

Y concluyó manifestando “me da un dolor terrible irme, pero no tendría dolor si siguiera gran parte del mismo equipo, porque son jóvenes. Esto no lo inventé yo, lo maceramos juntos, lo lloramos juntos, lo vivimos juntos, lo discutimos enormemente, porque la diferencia entre un Ministerio de Cultura está en que uno es más territorial y más basista, el otro más institucional y otro se interese más en los niños ¿qué hago yo desde arriba? digo que sí a todos y tengo un ministerio que es un paraguas de intereses, sin una sola voz que sea la mía.

 

“Soy candidata a diputada en la lista con Hermes Binner como senador, yo esto lo debo a mi vida y a Binner que creó el Ministerio,  cuando el hombre te llama y te dice voy a inventar el primer Ministerio de Cultura del país y luego te llama  para integrar una lista”.

 

Prosiguió luego con explicaciones por las que se debe cortar la boleta.

 

“Si voy al Congreso iré contenta a cumplir la función, siempre igual: a hacer leyes para niños pequeños, tengo todo en la cabeza, leyes de cultura, ley federal de cultura para que se  repartan los bienes de cultura en regiones. Y si no alcanzo a ir al Congreso seguiré donde sea haciendo cultura, como empecé a los 15 años, mi sueño es utilizar los parques para hacer escuelas totalmente libres para  menores de tres años, que no sean jardines, que sean lugares de absoluta libertad, poesía y juego”.

 

 

 

Fuente: La Opinión