Noche trágica. Esta tarde, amigos, colegas y familiares del bajista fallecido en el Café de la Flor se movilizarán hasta las puertas de la Municipalidad rosarina.Músicos, amigos y familiares de Adrián Rodríguez, quien murió tras sufrir una descarga de electricidad mientras actuaba en El Café de la Flor hace una semana, marcharán esta tarde para pedir justicia y denunciar a los titulares del bar cultural y al municipio como corresponsables del siniestro. Mientras tanto, la fiscal a cargo de la investigación espera el informe de una inspección realizada por los bomberos sobre el tablero eléctrico del local.

“Todos conocen a los músicos y rockeros por hacer mucho ruido, pero hoy estamos de luto, sintiendo la pérdida de un artista, trabajador y amigo”, señala el comunicado de la convocatoria a la marcha del silencio que partirá, a las 18, desde la plaza Pringles.

La movilización hace hincapié en el reclamo de justicia y el esclarecimiento de las circunstancias que desataron el siniestro. Sin embargo, también advierte sobre las responsabilidades compartidas de los dueños del bar cultural de Mendoza al 800 y las áreas municipales encargadas de habilitar y fiscalizar el funcionamiento de los locales nocturnos.

Según advierten, “las pericias demostraron que el disyuntor había sido reemplazado por una térmica, para evitar cortes eléctricos el fin de semana. Entendemos que no fue un accidente, los dueños del Café de la Flor eran conscientes de lo que podía suceder y expusieron a todos los presentes a una tragedia como la sucedida”.

La marcha unirá la plaza Pringles con la San Martín, recorriendo en silencio la peatonal Córdoba. Del acto participarán los compañeros de la banda de Rodríguez, Raras Bestias y familiares del bajista. Los organizadores pidieron que los asistentes lleven sólo remeras negras o de sus bandas preferidas como identificación.

Es que, según señalan, el siniestro volvió a centrar la atención sobre las condiciones de trabajo a las que se someten los artistas locales cuando se suben a un escenario. “Los músicos somos víctimas cotidianas de realidades similares, todos estamos expuestos a ser un futuro Adrián, por eso denunciamos que el hecho no es aislado y exigimos mejores condiciones edilicias y laborales”, afirman.

Más testimonios

Justamente, hasta mañana, por el edificio del Ministerio Público pasarán los integrantes de las bandas que actuaron en el Café de la Flor durante el último fin de semana largo.

La fiscal que lleva adelante la investigación sobre la muerte del músico, Valeria Piazza Iglesias, los citó para constatar algunos testimonios difundidos a través de las redes sociales y los medios de comunicación apenas sucedido el incidente.

Allí indicaron que durante los shows del viernes y el sábado el sistema eléctrico del bar había tenido desperfectos, bajas de tensión y problemas que obligaron incluso a suspender momentáneamente las actuaciones.

Además de esta ronda de testimonios, la fiscalía aguarda el resultado de una inspección ocular en el tablero eléctrico del local realizada por especialistas de bomberos el viernes. El informe servirá para cotejarlo con una auditoría realizada por agentes municipales pocas horas después de la muerte del músico.

En la revisión del tablero de electricidad, los inspectores municipales constataron que el cortacorriente estaba colocado pero no conectado. El aparato, que frente a cualquier desperfecto anula el sistema eléctrico, se había reemplazado por una llave térmica, mucho menos sensible a cualquier problema en la red.

De esa situación también daban alguna pista las declaraciones de los integrantes de la banda Raras Bestias, quienes advirtieron que las luces del bar permanecieron encendidas tanto durante como después del siniestro.

En las próximas semanas comenzarán también las pericias que profesionales de la Universidad Nacional de Rosario realizarán sobre la red eléctrica del bar cultural y los instrumentos, consolas y equipos secuestrados la madrugada del incidente.

Documento

La marcha de esta tarde concluirá con la lectura de un documento frente al edificio del Palacio Municipal (Buenos Aires entre Córdoba y Santa Fe). Allí los asistentes pedirá también a viva voz que se garantice que los locales habilitados para la realización de espectáculos cumplan con las condiciones de seguridad necesarias.

 

 

Fuente: La Capital