El jefe del área de operaciones de la EPE, Marcelo Cassin, descartó un sabotaje en la estación transformadora de Transener que ayer sufrió un desperfecto que dejó a Rosario y localidades aledañas sin energía eléctrica.El jefe del área de operaciones de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Marcelo Cassin, explicó que el sistema eléctrico está en pleno funcionamiento desde anoche. Descartó un sabotaje y dijo que lo que sucedió es propio de una falla natural del interruptor.

“Luego de la falla que hubo en la empresa Transener, en la estación transformadora Rosario-Este, está ciento por ciento el servicio restituido desde anoche, dos horas después de la falla”, confirmó en LT3.

“En este momento si alguien sufre un corte es consecuencia de un corte programado en baja o media tensión, pero no otra cosa”, aclaró.

Cassin explicó que “lo que sucedió es una falla de un equipo que es un interruptor que sirve para acoplar las barras de 132 kv, es el punto del cual la EPE alimenta a todas sus líneas del sur de Santa Fe y parcialmente el norte de la provincia de Buenos Aires”.

“Son las fallas normales que se pueden dar en equipos como consecuencia de cortocircuito, de una pérdida de aislación súbita”, indicó.

En tanto estimó que “de ninguna manera” ocurrió un sabotaje. “Debería corroborarlo con Transener que son los dueños de la instalación. Sin embargo puedo decir que nosotros estuvimos trabajando con ellos conjuntamente desde la falla y hasta la reposición completa del servicio. En todo momento la estrategia de reposición estuvo basada en una falla de características normales de un interruptor de alta tensión, pero no manejamos ninguna hipótesis de sabotaje”, concluyó.

Por último descartó que sea por alto consumo. “El 27 de enero de 2015 tuvimos el registro récord de demanda de 2156 megavatios. Ayer al momento de la falla, la demanda en todo el sistema provincial era 1300 megavatios. No es por eso. Fue por el desgaste natural que tiene un interruptor”.

 

 

Fuente: La Capital