A pesar de haber finalizado el período invernal, aún hay nuevos casos de gripe aunque en forma aislada. Se llevan aplicadas más de 300 mil dosis de vacuna antigripal.

 

El “pico del número de casos detectados de gripe en nuestra provincia comenzó allá por agosto, con un descenso posterior en los dos meses y medio siguientes, encontrándose dentro de lo esperado para esta época del año”, dijo Andrea Uboldi, titular del organismo. No se informaron fallecimientos por Influenza durante las últimas semanas, por lo que durante el presente año y hasta la fecha en toda la provincia fallecieron 12 pacientes, situación que preocupa mucho. Además, todos pertenecían al grupo con factores de riesgo (DBT, inmunodeprimidos, obesidad mórbida, enfermos respiratorios crónicos, HTA, etc.) y ninguno de ellos había sido vacunado contra la influenza. Seis del tipo H3N2 estacional, tres tipo B y tres tipo H1N1. Uno de ellos adolescente de 15 años, con H1N1 que permaneció internado 1 mes. El resto, adultos y adultos mayores, cuyas edades oscilaron entre los 40 y 77 años. No hubo niños fallecidos por esta patología durante el presente año.

 

Por eso el Ministerio de Salud de Santa Fe informó, a través de la Dirección de Promoción y Protección de la Salud, que a pesar de haber finalizado el período invernal, aún se continúan detectando nuevos casos de gripe, aunque en forma aislada. Por lo tanto aún continúa la circulación de virus gripal en la comunidad. Frente a estos casos que se han presentado en la provincia de Buenos Aires, resulta importante difundir Información para conocimiento de la comunidad, destacándose que la gripe “es una enfermedad respiratoria muy contagiosa” y que salvo “circunstancias infrecuentes, en general presenta una evolución favorable”.

 

Situación preocupante

 

También confirmó que los pacientes atendidos “son en su mayoría en forma ambulatoria y con buena evolución, algunos requirieron internación y un grupo muy pequeño cuidados intensivos”.

 

En el marco de la estrategia de prevención de esta enfermedad estacional, se continúa insistiendo en la importancia de la vacunación contra la gripe, con vacuna trivalente (con protección para H1N1 + H3N2 + B).

 

El propósito de la vacunación es reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus de influenza en la población de riesgo en Argentina.

 

En tanto, se han aplicado 303.373 dosis de vacuna antigripal. Se han vacunado 26.632 mujeres embarazadas (92,1 % de las embarazadas registradas), 91.052 niños menores de 2 años (98 %), 25.574 personas integrantes de los equipos de salud (78 %), 43.666 mayores de 65 años (100%), entre otros.

 

Asimismo, se continúa trabajando con efectores privados, obras sociales y distintas organizaciones para garantizar la accesibilidad a la vacuna, observándose que van aumentando los porcentajes de coberturas de vacunación, principalmente en el grupo de niños menores de 2 años y en embarazadas.

 

Grupos de riesgo

 

En los grupos de riesgo están incluidos los adultos mayores de 65 años, los niños menores de 2 años, las mujeres embarazadas, las personas de cualquier edad con afecciones crónicas (como asma, diabetes o enfermedades cardíacas) y las personas con bajas defensas.

 

Respecto de la forma de contagio, es de persona a persona, a través de las gotitas de saliva que se dispersan al toser o estornudar. Pero también a través del contacto con superficies contaminadas como las manos y los objetos (mesas, cocinas, juguetes y escritorios, entre otros).

 

Los síntomas son: fiebre de más de 38 grados, tos, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio extremo, falta de apetito, congestión nasal, diarrea y vómitos (frecuente en niños y en adultos mayores).

 

 

 

Fuente: La Opinión