De esta manera lo expresó Matías Di Santi, periodista del grupo Chequeado, al hacer referencia a los resultados que arrojó el debate presidencial. “Cada uno fue a hacer su negocio”, opinó.

Matías Di Santi (LT9)

Luego del debate presidencial, que se llevó a cabo en la noche de ayer, Matías Di Santi, redactor de la web Chequeado.com, brindó algunos datos. En primer lugar indicó que “se lo vio a Scioli más nervioso al inicio, luego, compensó hacia la mitad y el final del debate. Por su parte, Macri estuvo más relajado en el comienzo, luego tuvo que defenderse, sobre todo cuando Scioli le habló del aumento de la tasa de mortalidad infantil en la ciudad de Buenos Aires”.
A su vez, el profesional comentó que “el miedo que existía en el inicio era el entrenamiento que tienen los candidatos para no dar datos o para no moverse de su libreto”. Y agregó que “tuvimos un debate enriquecedor en ese sentido, porque ambos candidatos dieron información”.
Por otro lado, Di Santi, indicó que “lo que hicimos fue chequear el debate en dos ejes, por un lado verificar cuantos datos chequeables dijeron los candidatos y, además, cuanto de las frases eran verificables con datos”. En este sentido, el trabajo arrojó que “Scioli dijo 63 datos chequeables y Macri 56”.
Acerca de los datos verdaderos, el periodista destacó el momento en que Scioli “habló del aumento de la mortalidad infantil en la ciudad de Buenos Aires y cuando Macri hizo referencia a que hay 640 mil chicos que no tienen igualdad de oportunidad en la Argentina”.
Sobre los datos falsos, recalcó cuando el candidato del Frente para la Victoria nombró “la independencia de poderes”, y el momento en que el candidato de Cambiemos dijo “que la inflación se ha comido el poder adquisitivo de los jubilados”.