De esta manera lo manifestó el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, al hacer referencia al debate presidencial que se llevó a cabo el pasado domingo. “En sí mismo, el hecho es auspicioso de una Argentina distinta”, aseguró.

Sergio Buenanueva (Radio Eme)

En diálogo con Radio Eme, el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, hizo referencia al debate presidencial y a los ejes que se deben tener en cuenta, de cara a lo que será una nueva gestión de gobierno.
En este sentido y acerca de la sensación que dejo el debate, Buenanueva indicó que “nosotros decíamos que la campaña electoral tenía que superar el mero marketing y llevarnos a los ciudadanos a conocer personas y propuestas. En ese marco el debate aparece como un instrumento democrático, con todos sus límites, pero importante para hacer crecer en calidad nuestra democracia, creo que eso se logró”. En este sentido, aseguró que “en sí mismo el hecho es muy auspiciable de una Argentina distinta, con una democracia más consolidada, es un anuncio positivo de cómo debemos seguir trabajando hacia adelante”.
Acerca de los temas que se abordaron, Monseñor expresó que “la discusión estuvo muy centrada en la cuestiones económicas, que son fundamentales, pero la vida de una sociedad está hecha de muchos factores que se deben combinar. Yo hubiese preferido una mayor acentuación en lo que significa la calidad institucional y en cómo se va a luchar contra este problema enorme de la corrupción”.
Sobre el tema de la pobreza, Buenanueva explicó que “ambos candidatos han diagnosticado que la lucha contra la pobreza es central, la iglesia lo viene diciendo desde el año 2008, la principal deuda social que tenemos los argentinos es la enorme cantidad de hermanos que son pobres”. Y advirtió que “muchos pasos se han dado, pero hubiera sido interesante escuchar propuestas más concretas de cómo hacer de los pobres sujetos de su propio desarrollo personal, esperemos que hacia adelante esto sí este presente”.
Por otro lado, se refirió a la temática de las adicciones, y aseguró que estas “se hacen fuertes donde faltan perspectivas de esperanzas sólidas”.
Por último, reflexionó acerca de la jornada electoral del próximo domingo e indicó que “tenemos que ir a votar como hemos ido las veces anteriores, tenemos que saber que ir a votar no es lo único, pero es un paso fundamental para consolidar la democracia”.