Los hombres fueron apresados cuando iban a abordar un vuelo en el aeropuerto internacional de Toncontín. Investigan si planeaban un atentado en territorio estadounidense.
El portavoz de la Dirección Policial de Investigación (DPI), Aníbal Baca, dijo que los documentos de viaje que los cinco hombres presentaron habían sido sustraídos en Grecia. “Los pasaportes fueron robados allá (en Atenas, Grecia), no son sus nombres verdaderos, estamos confirmando sus identidades”, explicó Baca.

Los detenidos llegaron el martes por la noche al aeropuerto Toncontín en un vuelo procedente de El Salvador y su destino era Estados Unidos.

El jefe de la policía de Honduras, Aníbal Baca, en diálogo con la radio de Miami Actualidad 1020 explicó que una unidad de Interpol Internacional inició la investigación que terminó con la detención de los cinco sirios. Los hombres salieron de Siria al Líbano, luego pasaron por Turquía, Brasil, Argentina y Costa Rica y El Salvador hasta ingresar a Honduras.
El jefe de la policía de Honduras, Aníbal Baca, en diálogo con la radio de Miami Actualidad 1020
Baca confirmó que pretendían viajar hasta San Pedro Sula, al norte de Honduras, para luego trasladarse por la vía terrestre hacia Estados Unidos.
Apuntó que los cinco sirios serán puestos a las órdenes de la Fiscalía hondureña bajo los cargos de falsificación de documentos. El portavoz de la DPI dijo que por el momento “no se puede confirmar” sí los sirios pretendían llegar a Estados Unidos con el objetivo de atacar ese país.

 

El vocero de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), Santos Nolasco, por su parte, declaró a los periodistas que el pasado viernes las autoridades habían detenido a otro ciudadano sirio en el aeropuerto de Toncontín.

Antomios Calinteres Camontepes ingresó a Honduras con pasaporte griego falso y fue deportado a su país este martes, añadió Nolasco, sin dar más detalles del caso.

Miles de personas huyen de Siria desde que estalló la guerra civil en 2011, que ha dejado más de 250.000 muertos y 13 millones de refugiados, según datos de la ONU.

 

 

 

Fuente: La Nación