El gobernador bonaerense afirmó que admitió la victoria de Macri porque percibió “tensión y una enorme pasión” de ambos lados; abogó por “la concordia y, como dice el Papa, la cultura del encuentro”.

 

El gobernador Daniel Scioli reveló que la noche del 22 de noviembre salió a reconocer su derrota y la victoria en el ballottage del candidato presidencial opositor Mauricio Macri porque “no iba a poner en vilo a la Argentina y generar situaciones violentas”.

 

El mandatario, que perdió por menos de tres puntos porcentuales la segunda vuelta, explicó los motivos por los que, antes de las 22 y cuando aún quedaban por escrutar un alto porcentaje de mesas, habló y reconoció la victoria del candidato de Cambiemos. El resultado final dio que Macri ganó la elección por 51,4 % a 48,6 de Scioli.

 

Anoche, en declaraciones televisivas, el gobernador bonaerense sostuvo que “hoy estamos en un tercer tiempo” – en comparación con el momento posterior a los partidos de rugby – y dijo que “en la Argentina hay un sentimiento popular de decir busquemos la concordia, la armonía, como dice el Papa, la cultura del encuentro”.

 

Según un comunicado difundido hoy, el mandatario bonaerense señaló además que a él “los valores del deporte me marcaron para toda la vida y una de las cosas que aprendí, es la victoria con humildad y cuando te toca perder, con grandeza, con una actitud constructiva de poner tesón, voluntad”.

 

Scioli se refirió a la noche del 22 de noviembre y recordó que salió a reconocer el triunfo de Cambiemos “porque percibía una tensión, una expectativa muy grande, porque había una enorme pasión de un lado y del otro y yo no iba a poner en vilo a la Argentina y generar situaciones que podían tener algunas características violentas como hemos visto en otros lugares”.

 

Dijo que en ese momento fue “serio, responsable y prudente” porque “tengo que mostrar en estas circunstancias límites donde las personas se ponen a prueba” y que pensó “en la imagen internacional del país y en los argentinos”. Asimismo, destacó que de esa forma se privilegió la armonía, la paz entre los compatriotas y el respeto a las instituciones.

 

“Yo soy de mirar para adelante, me surge un sentimiento de gratitud, para mí fue conmovedor”, señaló en referencia a los saludos que recibió y agradeció a la gente que lo acompañó luego de las elecciones en los distintos actos públicos en la provincia de Buenos Aires. “La gente eligió una alternancia, eligió un cambio, yo voy a defender a toda esa gente y poder colaborar para que, como lo dije públicamente, a Mauricio (Macri) lo ilumine Dios para poder cumplir las expectativas por el bien de la Argentina”.

 

 

 

Fuente: La Nación