Elizabeth Gasaro afirmó que los condenados por el triple crimen querían aportar datos a la Justicia que involucran a “un sector de la política”.

La abogada María Elizabeth Gasaro, que representa a Víctor Schillaci, uno de los condenados por el triple crimen que se fugaron del penal de General Alvear, afirmó hoy que los delincuentes recibieron “algún tipo de colaboración” para escaparse. En una entrevista con radio Vorterix, la letrada remarcó que su representado y los hermanos Martín y Cristian Lanatta “tenían mucha información” y querían seguir aportando datos a la Justicia sobre el tráfico de la efedrina que involucran a “un sector de la política”.
“Ellos tenían mucha información y siempre quisieron colaborar con la Justicia, y de hecho quizás esto era una forma de hacerlos callarlos. Ellos querían continuar aclarando esta situación de toda esta mafia que no solamente codea al Poder Judicial sino también a un sector de la política que hace años está vinculado al narcotráfico”, señaló.

Al igual que Humberto Prospero, abogado de los hermanos Lanatta, la defensora de Schillaci planteó que los presos no se fugaron, sino que el personal del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) los dejó salir. “Llama la atención lo que pasó. Estamos todos consternados. Para nosotros, no se fugaron, tuvieron algún tipo de colaboración”, aseveró. “Escaparse no es tan fácil. Hay medidas de seguridad y controles”, añadió.
Gasaro recordó que Schillaci tenía autorización para asistir al nacimiento de su hija, que se produjo un día después de la fuga, por lo que -sostuvo- la fuga sorprendió a los familiares. Además, contó que hasta el momento no se contactó con Schillaci, quien permanece prófugo desde hace ocho días.

“No sabemos dónde está. Le aconsejamos que esté a derecho”, dijo minutos después en diálogo con TN. “Posiblemente, la política esté involucrada en la fuga”, concluyó.

 

 

 

Fuente: La Nación