En el octavo día de la fuga, el ministro dijo que “hay gente que ayuda a los Lanatta”. Evitó responderle a Aníbal y señaló: “Que el señor Fernández vaya a la Justicia”.

 

En el octavo día de la fuga de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci, el ministro de Seguridad bonaerense adelantó que podrían realizarse nuevos recambios policiales en la zona sur del Gran Buenos Aires, además de la DDI de Quilmes.

 

Cristian Ritondo evitó polemizar otra vez con Aníbal Fernández a quien invitó a concurrir a la Justicia para ratificar sus dichos sobre la presunta relación del ministro con “transas” de la droga y que se haga una “rinoscopía”.

 

“Hay gente que ayuda a los Lanatta”, dijo Ritondo por el canal TN y contó que “tenemos varias líneas d investigación, tres detenidos declarando en la Justicia, saturamos de fuerzas la zona donde pueden estar”.

 

Aseveró que “es imposible que los Lanatta hayan pasado el fin de semana en la casa de su madre” pero aceptó que “hay sectores del narco que penetraron en las instituciones”.

 

Y aseveró: “Va a continuar la purga en otras seccionales, como la de Almirante Brown”.

 

Ayer, se conoció que la cúpula de la DDI de Quilmes fue relevada por presunta inacción y complicidad con los prófugos, en esa zona de influencia política de Aníbal Fernández, el ex jefe de Gabinete de Cristina.

 

Sumó que “Aníbal Fernández dice muchas cosas y la gente votó un cambio, así que el señor Fernández vaya a la Justicia”.

 

Finalmente, dijo que la policía “tiene la orden de recuperarlos vivos”.

 

 

 

Fuente: Clarín