El fiscal Cristian Citterio, que investiga la fuga de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez, asegura que tiene nuevos testimonios de un guardiacárcel y un preso que lo involucran directamente en el escape.

El jefe de seguridad de la cárcel de máxima seguridad de General Alvear, subprefecto César Luis Tolosa, fue detenido de nuevo por testimonios que lo involucran en la fuga de los hermanos Víctor Schillaci y los hermanos Martín y Cristian Lanatta.
Según informó TN, el fiscal de Azul que investiga la fuga, Cristian Citterio, tiene testimonios que involucran directamente a Tolosa en la maniobra que les permitió a los condenados por el triple crimen de General Rodríguez escapar del penal.

Se trataría de los testimonios de un guardiacárcel que lo involucra y un preso que cuenta que Tolosa ofreció dinero a los penitenciarios para que dejaran la puerta abierta y facilitar el escape.
César Luis Tolosa ya había sido detenido por orden del gobierno bonaerense, que adelantó una investigación preliminar realizada entre el ministerio de Justicia de la provincia y el juez al conocerse la fuga, según indicó en su momento el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo.

La fuga

Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci escaparon de la Unidad 30 de General Alvear el domingo 27 de diciembre a las 2.30, vestidos con ropa oscura, similar a los uniformes penitenciarios, luego de reducir a dos guardias y maniatarlos con precintos y de tomar como rehén a otro, al que obligaron a subir a un Fiat 128, que debieron empujar para hacerlo arrancar. Luego abandonaron el auto y abordaron una camioneta negra que fue registrada por cámaras de seguridad.
El 31 de diciembre, a las 3.40 de la mañana, los prófugos protagonizaron un tiroteo con la policía en un puesto de control en Ranchos. El 1 de enero, más de 300 policías y el Grupo GEOF participaron de un operativo en las inmediaciones de esa localidad, entre las rutas 20, 2 y 11, que terminó sin resultados.

Desde ese momento, a pesar de que las cuatro fuerzas de seguridad nacionales buscan a los prófugos, no se han encontrado pistas contundentes para dar con su paradero.

 

 

Fuente: La Nación