Legisladores alineados con Cristina Kirchner firmaron un comunicado contra la decisión de echar a 2035 empleados, pero no incluyeron al jefe de la bancada, que los criticó y avaló la decisión de revisar contratos.

La decisión gubernamental de reducir la planta de trabajadores estatales impactó de lleno en el Senado de la Nación: el primer recorte fuerte afectó a los empleados de la cámara Alta, un espacio con exceso de contratados, donde ya se informó oficialmente que más de dos mil personas serán despedidas.

La medida gubernamental no sólo generó una revolución entre los empleados, también abrió una grieta interna en el grupo de legisladores del Frente para la Victoria: 15 senadores (de 40 que conforman el bloque) emitieron un comunicado en repudio a los despidos, salteando la autoridad de Miguel Pichetto, jefe de la bancada cuya firma no fue incluida en el texto que llegó a la redacción de Infobae.

“Desde el Frente para la Victoria rechazamos lisa y llanamente que se nos consultara respecto del despido masivo de cientos de trabajadores, en consecuencia, queremos reafirmar que no estamos de acuerdo con la medida adoptada por la vicepresidenta Gabriela Michetti”, dice la nota emitida por un grupo de senadores que mayoritariamente responde al kirchnerismo. “Queremos expresarle a la sociedad que estamos del lado de los trabajadores. La sociedad lo sabe. Los trabajadores también”, se apunta en el mismo texto.

 

La jugada de los legisladores generó la reacción de Pichetto, que desestimó el comunicado y avaló la revisión de contratos que se lleva adelante para restablecer el normal funcionamiento del Senado: “El jefe del bloque soy yo y respaldo la creación de una comisión para analizar los despidos porque este bloque va a defender sólo a la gente que trabaja”, sentenció en declaraciones al diario La Nación.
El comunicado que abrió la grieta interna en el FpV fue firmado por Eduardo Alberto Aguilar (Chaco), Hilda Clelia Aguirre (La Rioja), Ana Claudia Almirón (Corrientes), Julio Catalán Magni (Tierra del Fuego), Liliana Fellner (Jujuy), Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Marcelo Fuentes (Neuquén), Virginia García (Santa Cruz), Ruperto Godoy (Mendoza), Sigrid Elisabeth Kunath (Entre Ríos), María Ester Labado (Santa Cruz), Mirtha María Teresita Luna (La Rioja), Daniel Raúl Persico (San Luis), María Inés Pilatti Vergara (Chaco), María de los Ángeles Sacnun (Santa Fe).

Negociaciones internas

En paralelo a la interna de dirigentes políticos, Infobae supo que ayer por la tarde hubo una reunión entre Helio Rebot, secretario administrativo del Senado y Norberto di Próspero, secretario general de la Asociación del Personal Legislativo (APL), para consensuar cómo se aplicará el recorte y corregir algunos casos que amagaron con generar un escándalo.

En ese sentido, la novedad fue que por la tarde la vicepresidente Michetti firmó un decreto para excluir a empleados discapacitados de la medida por la cual se dieron de baja 2.035 contratos.

Esos trabajadores forman parte del Programa de Formación e Inserción Laboral para Discapacitados, por lo que mantendrán sus puestos. Asimismo, el decreto complementario también excluyó de la baja de contratos a los padres de las personas con discapacidad.

 

 

 

Fuente: Infobae