La funcionaria lo decidió luego de confirmarse que los hermanos Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci se encuentran en territorio provincial.

Son 500 los efectivos policiales y de las fuerzas federales que persiguen a los prófugos, responsables del Triple Crimen.