Fueron detenidos, después de que volcara la camioneta donde se trasladaban esta madrugada. El primero en ser apresado fue Martín, quien fue hallado por la policía de Santa Fe. Estaba herido por el vuelco del vehículo en el que huía con sus cómplices. Cristian, en tanto, fue detenido en el paraje “Las Cuatro Bocas”.

 

Trece días después de la fuga que dejó en vilo al país, los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados por el triple crimen de General Rodríguez, fueron recapturados hoy en Cayastá y sus inmediaciones.

 

Martín Lanatta fue el primero en ser capturado, esta mañana por la policía de Santa Fe, 11 kilómetros al oeste de Cayastá, a la vera de la ruta provincial 62, que une esa localidad con Cayastacito. Se encuentra detenido en la comisaría de la propia localidad del departamento Garay, 82 kilómetros al nordeste de la capital santafesina.

 

Lanatta sufrió heridas producto del vuelco de la camioneta en la que escapaba junto a los otros dos prófugos del penal de General Alvear: su hermano Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, que huyeron.

 

Se trata de una camioneta Amarok blanca. El vuelco fue sobre la ruta provincial 1, a la altura de la localidad de Campo del Medio. El vehículo fue hallado alrededor de las 3.30 en una cuneta.

 

En el área, momentos después, se habría producido el robo de otro vehículo similar, confirmaron fuentes policiales a la agencia DyN.

 

Pasado el mediodía, su hermano, Cristian, fue detenido por fuerzas federales en el paraje Las Cuatro Bocas, cerca de Cayastá, después de ser divisado en un pantano. En situaciones similares fue capturado, finalmente, Víctor Schillaci.

 

Los delincuentes circulaban con un vehículo que le robaron a un ingeniero agrónomo de 31 años, que abordaron en la zona rural de San Carlos donde se llevaban a cabo la mayoría de los operativos de rastrillaje. Al hombre lo encontraron esta madrugada maniatado y estuvo secuestrado durante dos días en su casa de San Jerónimo al 3000 de nuestra ciudad. La camioneta luego fue adulterada de manera artesanal.

 

Los prófugos estaban en Santa Fe hace varios días. El miércoles pasado tuvieron dos enfrentamientos con efectivos de Gendarmería, en los cuales dos agentes terminaron heridos, uno de ellos de gravedad. Se trata de la segunda balacera tras tirotearse y herir a dos policías bonaerenses en la localidad bonaerense de Ranchos.

 

 

Fuente: La Nación / Infobae