De esta manera lo manifestó Gabriel Ganón, quien se encuentra al frente del Servicio Público de Defensa Penal, al referirse a la situación de las internas de la Unidad V de Rosario, lugar donde perdió la vida Elizabeth Cantero. “La Unidad es, realmente, una trampa mortal”, advirtió.

Gabriel Ganón (Aire de Santa Fe)

En diálogo con la emisora Aire de Santa Fe, Gabriel Ganón, titular del Servicio Público de Defensa Penal, se refirió a lo sucedido el pasado lunes, en la Unidad V de Rosario. Cabe recordar que fue en ese lugar donde falleció Elizabeth Cantero, medio hermana del sindicato líder de la banda Los Monos.

 
Al respecto, Ganón comentó que “me parece que la responsabilidad civil por la vida de cualquier persona que se encuentra privada de la libertad, claramente, es del Servicio Penitenciario. Después, la responsabilidad penal habrá que ver si hay alguna responsabilidad que esté vinculada con la comisión de este homicidio, que tenga algún lazo de direccionalidad y que pueda responsabilizarse a alguien perteneciente a los servicios penitenciarios”. En este sentido, el funcionario comentó que “eso surgirá de una investigación que, generalmente, los integrantes de la justicia no suelen realizar”.

 
Sobre la situación que se atraviesa en dicha unidad de Rosario, Ganón advirtió que “durante todo el año pasado litigamos en los Tribunales de Rosario un nuevo habeas corpus, se presentaron varias acciones vinculadas con la situación de las mujeres en ese penal, que realmente es una trampa mortal”. Al respecto resaltó que “a ese lugar hay que, definitivamente, cerrarlo”.

 
Sobre los motivos para cerrar dicho penal, Ganón comentó que se trata de un lugar que “no fue construido como cárcel y, si se produce un incendio, se muere todo el personal de custodia y todas las internas, no hay red de incendio en la unidad V de Rosario”.

 
Al ser consultado acerca de la decisión de trasladar a los integrantes de la banda Los Monos al penal de Ezeiza, Ganón indicó que “nadie tiene que creer que las cárceles federales son muy distintas a las provinciales”. Y agregó que “el que tiene dinero la pasa bien”.

 
En cuanto a las declaraciones del secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni, acerca de los internos extremadamente peligrosos, Ganón criticó que “Cococcioni está confundiendo a la población, ya que el 98% de los privados de la libertad son presos comunes, pobres, que han cometido delitos y están pagando por eso, pero no son presos de peligrosidad”.

 
“Presos de extrema peligrosidad y posibilidades económicas como los Cantero, los Lanatta, son pocos y son los que mejor la pasan en los penales y con los que el Servicio Penitenciario no tiene interés en trabajar, solamente hacer negocios, esa es la realidad de lo que pasa con las personas poderosas de los penales”, finalizó.