Londres desestimó hoy el fallo que avala el reclamo de la Argentina sobre Malvinas y destacó que “la comisión no tiene jurisdicción sobre temas de soberanía”.

El Gobierno del Reino Unido se refirió hoy públicamente al fallo de la Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental de la ONU sobre la extensión de los límites de la plataforma continental de la Argentina y el reconocimiento, en consecuencia, de la existencia de una disputa de soberanía entre el país y Londres en la zona de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

 

“Aún no hemos recibido detalles del informe. Es importante hacer constar que este es un comité asesor. Hace recomendaciones, estas no son legalmente vinculantes y la comisión no tiene jurisdicción sobre temas de soberanía”, dijo hoy la vocera oficial del primer ministro, David Cameron.

 

“Las conjeturas sobre el informe proceden de Argentina. Creo que deberíamos esperar a ver qué sale de la comisión en Nueva York”, subrayó la portavoz.

 

El Gobierno de las Islas Malvinas, a las que afectaría esta redefinición marítima, ha pedido clarificación al Reino Unido sobre los efectos de tal decisión de la ONU, que fue celebrada ayer por la Casa Rosada.

 

Mike Summers, presidente de la Asamblea Legislativa del archipiélago del Atlántico Sur, territorio de ultramar británico desde 1833, se ha puesto en contacto con el Ejecutivo de Londres, que ejerce las competencias de Defensa y Asuntos Exteriores en el territorio autónomo.

 

“Siempre hemos entendido que la ONU no se pronunciaría sobre solicitudes de extensión de plataforma continental en áreas donde hubiera disputa”, ha argumentado Summers.

 

La Argentina reclama al Reino Unido la soberanía de las Malvinas, lo que enfrentó a ambos países en una guerra en 1982 ganada por los británicos. En un referéndum en 2013, los malvinenses votaron en un 99,8 % a favor de continuar bajo jurisdicción del Reino Unido.

 

La portavoz de Cameron reafirmó hoy la voluntad de su Gobierno “de apoyar [a los malvinenses] en su derecho a decidir su futuro”.

 

Según dijo ayer el presidente Mauricio Macri, en línea con lo presentado por Cancillería, la Argentina ganará 1.700.000 kilómetros cuadrados de profundidad “y el reconocimiento por parte de la ONU de la existencia de una disputa por la soberanía de las Islas Malvinas”, en función al dictamen del organismo multilateral.

 

Los nuevos límites habrían sido aprobados el pasado 11 de marzo pasado en una reunión reservada sobre las recomendaciones presentadas por la Argentina desde 2009.

 

 

 

 

Fuente: La Nación/EFE