Fue mediante una iniciativa del concejal Franco Ponce de León, que contó con el aval de todos sus pares en el Recinto. Todos los usuarios que necesiten efectuar un cambio de un producto adquirido, podrán hacerlo en los horarios en los que el comercio atienda al público para ventas.

En la sesión de este jueves los concejales que componen el Cuerpo legislativo aprobaron un proyecto de Ordenanza del concejal Franco Ponce de León (FPCS – CC-ARI), que dispone que todos los consumidores de bienes y/o servicios que adquieran productos en una relación de consumo, y que necesiten efectuar un cambio, no tendrán restricción de días ni de horarios especiales para realizarlos, pudiendo hacerlo en las jornadas que el comercio atienda al público para la realización de ventas.

Ponce de León manifestó que la aprobación de este proyecto constituye “un paso más” en el fortalecimiento de la protección de los consumidores y usuarios, enmarcándose en “el trato digno del que todos somos merecedores”.

Vale resaltar que la normativa debe ser respetada y cumplida por los propietarios, gerentes, encargados o responsables de cualquier local comercial o establecimiento. Ante hechos de incumplimientos, el representante de la Coalición Cívica-ARI expresó que el órgano designado para recepcionar las denuncias pertinentes “será la Dirección de Derechos Ciudadanos, a través de la Oficina Municipal de Información y Protección del Usuario y Consumidor”.

“Día a día vemos como los ciudadanos se interesan y buscan conocer cada vez más sus derechos como usuarios y consumidores, por lo que es nuestra responsabilidad desde el Estado garantizar su cumplimiento y elaborar propuestas que vayan en ese sentido”, finalizó el concejal.