La provincia adhirió a la campaña de la OIT “50 for freedom”. “Poner esta cuestión en debate permite que sea el objetivo de las políticas públicas de protección y cuidado de los trabajadores y de los sectores vulnerables”, dijo el gobernador Lifschitz.          

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, en su carácter de presidente pro témpore de la Región Centro, acompañado por el director de la Organización Internacional del Trabajo Argentina, Pedro Furtado de Oliveira, adhirió este viernes en Rosario a la campaña internacional “50 for freedom” contra el trabajo forzoso.

La campaña tiene por objetivo movilizar a la opinión pública para lograr que los estados nacionales ratifiquen el protocolo de la OIT sobre el trabajo forzoso como un paso fundamental para erradicar la esclavitud moderna.

“Cuando hablamos de esclavitud y trabajo forzoso no hablamos de cosas del pasado, del siglo XIX o XX que ya no ocurren. Es un tema de actualidad, ya que en este siglo XXI nos encontramos con otras formas y maneras de explotación del hombre por el hombre”, advirtió Lifschitz durante el acto realizado en el cine El Cairo, donde también estuvo el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Julio Genesini.

“Por eso es muy importante poner el tema en la agenda pública, en la agenda de la sociedad -continuó el gobernador-, hablar de un fenómeno que no siempre está visible, sino oculto y que no solo ocurre en países emergentes, sino que también está presente en los países desarrollados”.

“Poner esta cuestión en debate permite, a su vez, que sea el objetivo de las políticas públicas y que los Estados se hagan cargo de esta problemática y puedan generar acciones de protección y cuidado de los trabajadores y de los sectores vulnerables que son víctimas de esta situación”, añadió.

En ese marco, Lifschitz valoró “el trabajo conjunto con la OIT” y se comprometió a “profundizar la tarea, promoviendo el trabajo decente y registrado, ya que tenemos una deuda pendiente muy grande en la Argentina, con muchos trabajadores que no tienen sus derechos garantizados. También queremos reforzar la lucha contra el trabajo infantil, otro de los múltiples temas de la agenda de una sociedad compleja, que ha progresado en muchos sentidos pero que todavía tiene pendiente cuestiones como estas”.

Previamente, se proyectó la película argentina “El Patrón: radiografía de un crimen”, luego de lo cual hubo un espacio de debate con la presencia del director del film, Sebastián Schindel, y de su protagonista, Joaquín Furriel.

La actividad se enmarca en las políticas de promoción del trabajo decente implementadas por la provincia de Santa Fe y en la decisión adoptada por los gobernadores que integran la Región Centro (Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos).

INICIATIVA DE LA REGIÓN CENTRO

Lifschitz OIT2En la reunión institucional de la Región Centro, realizada en febrero en la ciudad de Paraná, se estableció la necesidad de profundizar las políticas públicas de la región referentes a la prevención y erradicación de todas formas de trabajo prohibido, promoción del trabajo registrado y prevención del fraude laboral; así como de conformar un comité de promoción de la Región Centro para poner en agenda el protocolo contra todas las formas de trabajo forzoso definido por la OIT.

En ese marco, la firma de dicho protocolo implica acompañar como estados subnacionales el lanzamiento de la campaña colaborando con acciones de promoción para que los estados nacionales ratifiquen el Protocolo 29 de OIT, relativo al convenio sobre el trabajo forzoso.

El protocolo de adhesión a la campaña es un instrumento jurídicamente vinculante que requiere que los gobiernos adopten medidas para luchar contra la esclavitud moderna en todas sus formas. Actúa en tres niveles: prevención, protección e indemnización.

Al ser un tratado internacional, es necesario que los países lo ratifiquen para que entre en vigor. Una vez cumplido ese paso, se deberá informar regularmente sobre las medidas concretas adoptadas para poner fin a la esclavitud moderna.