La ministra de Seguridad Patricia Bullrich reveló detalles de la detención de Ibar Pérez Corradi a la vez que confirmó que se está avanzando en la extradición del detenido, que ahora se encuentra en Asunción, para que pueda venir a la Argentina y aportar datos valiosos a la Argentina.

“Si Pérez Corradi tiene para aportar hacia arriba esperamos que lo haga. La ley del arrepentido depende de la persona y de la Justicia, porque este tipo de causa tiene que ver con el narcotráfico. Si puede apuntar hacia arriba esperemos que lo haga”, señaló Bullrich en una conferencia de prensa.

Bullrich detalló que Pérez Corradi “fue soprendido en su departamento de Foz de Iguazú”. “Pagó US$50.000 por un raspaje de las huellas digitales. Estaba viviendo con un nombre distinto, creo que Alvaro Molina. Había bastantes indicios de su decisión de vivir en la clandestinidad. Creemos que su intención no era entregarse”, reveló la ministra.

Extradición

Agregó que desde su ministerio se comunicaron con la fiscal que interviene en Paraguay, Sandra Quñonez, para tramitar la extradición. “Hablé con la fiscal que lleva la causa menor que es el uso del documento falsificado y me ha trasmitido que el código procesal penal paraguayo tiene un artículo permite allanar en criterio de oportunidad las causas secundarias cuando hay una causa fundamental, que en este caso sería la de la Argentina”, explicó.

Bullrich destacó que la detención se pudo dar con el trabajo conjunto de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), de su ministerios y con la colaboración del gobierno de Paraguay, además de la ayuda que se prestó desde Brasil, país en el que fue apresado uno de los prófugos más buscados por Interpol.

“Trabajamos junto a la AFI en una tarea profesional, dejando de lado lo que ha sido la historia de la SIDE, pasando del espionaje interno hacia la investigación del crimen organizado. Gustavo Arribas y Silvia Majdalani han hecho un trabajo enorme en colaboración con el gobierno de Paraguay y Brasil”, dijo Bulrrich. Agregó que las autoridades paraguayas “tenían la decisión política de cambiar lo que había que cambiar para llegar a esta detención”.