El fiscal Estanislao Giavedoni imputó a los delincuentes que se escaparon del complejo penitenciario federal de Ezeiza por los delitos de privación ilegítima de la libertad y robo calificado. A seis meses de la captura, aseguran que ya están en condiciones de iniciar los procedimientos para llegar al juicio oral.

Fiscal Giavedoni LT10

El fiscal Estanislao Giavedoni, en diálogo con LT10 confirmó la imputación a los hermanos Lanatta y a Schillaci por tres hechos: privación de la libertad de un ingeniero agrónomo que reside en Santa Fe y el robo de la camioneta que usaba para trabajar y otras pertenencias personales, ocurridos el 7 de enero. También por  el ingreso violento a una vivienda en una zona rural de Campo del Medio (departamento Garay) y el robo de la camioneta propiedad del matrimonio dueño de la casa ocurridos el 9 de enero. Por último por la privación de la libertad del sereno del molino arrocero Spalleti ubicado a la altura del kilómetro 64 de la ruta provincial número 1 (departamento Garay), el 11 de enero. Por su parte, Martín Lanatta será imputado por los primeros dos de estos tres hechos.

El fiscal asegura que se espera el avance de la causa, que ya se encuentran en condiciones de iniciar los procedimientos acusatorios y la pronta etapa de un juicio oral.

En cuanto a los motivos de la fuga de los hermanos Giavedoni afirma que los mismos se fugan por el gran riesgo de muerte que sufrían Y agrega que “este dato servirá como principal elemento de estrategia defensiva”.

“De los tres condenados hay uno de ellos en las cuales la sentencia no es firme y podría tener una rosca más para limitar las responsabilidades y los otros dos podrían sumarse”.

En cuanto a la elección del lugar para fugarse el fiscal sostiene que no lo investiga pero que es parte de la investigación. En los secuestros de elementos se encontró una agenda precaria que servirá para avanzar en la causa.

Por ultimo el fiscalizador asegura que los hermanos buscarán librarse de todo tipo de acusación que se les haga.