Melania Knauss se presentó en la convención republicana de Cleveland y pronunció un discurso con buena recepción. Sin embargo, se descubrió que partes sustanciales del mismo eran un plagio del que había dado en la convención demócrata de Denver en 2008 la actual primera dama.

Por ejemplo, Knauss celebró que sus padres le hubieran enseñado unos “valores” consistentes en “trabajar duro para lo que quieres en la vida, que tu palabra te ata y que haces lo que dices y mantienes tu promesa, que tratas a las personas con respeto”.

El diario El País de España recuerda que Michelle dijo: “Barack y yo fuimos criados con muchos de los mismos valores: que trabajas duro para lo que quieres en la vida, que tu palabra te ata y que haces lo que dices que vas a hacer, que tratas a las personas con respeto”.

Pero las similitudes no se quedaron ahí. “Porque queremos que en esta nación nuestros hijos sepan que el único límite para tus logros sea la fuerza de tus sueños y tu voluntad para trabajar para ellos”, dijo en Cleveland Melania Trump.

“Porque queremos que nuestros hijos, y todos los hijos en esta nación, sepan que el único límite para la altura de tus logros sea el alcance de tus sueños y tu voluntad para trabajar para ellos”, dijo Michelle Obama en Denver.

“Su integridad, compasión e inteligencia se refleja en mí hasta el día de hoy en mí y en mi amor por la familia y América”, dijo Trump hablando de sus padres.

Ocho años antes, Obama dijo hablando de su madre: “Su integridad, su compasión y su inteligencia se reflejan en mis propias hijas”.

Si su marido gana las elecciones presidenciales de noviembre, Melania Knauss será la única primera dama nacida en el extranjero desde Louisa Adams, la esposa del sexto presidente de Estados Unidos, John Quincy Adams.