La primera dama de Estados Unidos Michelle Obama se convirtió hoy en el arma secreta de la campaña de Hillary Clinton cuando pidió el voto para la candidata demócrata y atacó sin nombrarlo a su rival, el republicano Donald Trump.

“Estoy aquí porque sé el tipo de presidenta que será Hillary Clinton. En estas elecciones, íestoy con ella!”, dijo la primera dama en la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia. “Hillary comprende que la presidencia es sobre una cosa y solo una cosa: dejar algo mejor para nuestros hijos”, añadió Michelle Obama.

Si hace ocho años, Michelle se dirigía la convención para explicar por qué su marido, Barack Obama, debía ser elegido presidente de los Estados Unidos, en esta ocasión la primera dama pidió el voto para Clinton, rival de su marido en 2008.

Según Michelle Obama, en las elecciones presidenciales no hay que elegir entre demócrata o republicano, izquierda o derecha, sino a quien tiene “el poder de forjar a los niños para los próximos cuatro u ocho años de sus vidas”.

“Estoy aquí esta noche porque en esta elección hay solo una persona a la que confío esta responsabilidad, solo una persona que creo que está verdaderamente calificada para ser presidente de los Estados Unidos: nuestra amiga Hillary Clinton”, dijo la primera dama, quien recordó que la ex secretaria de Estado “nunca se ha dado por vencida por nada en su vida”.

“Nosotros no nos enfrentamos los unos con los otros. Nos apoyamos porque siempre somos más fuertes cuando estamos unidos. Confío en Hillary para liderar a este país”, añadió Michelle Obama.

Entre los asistentes se encontraba el ex presidente Bill Clinton, esposo de Hillary Clinton, que aplaudió sin parar el discurso de Michelle Obama. Durante su intervención, la primera dama fue muy ovacionada por los delegados, que exhibían letreros que decían “Michelle”.

La primera dama también atacó a Trump sin nombrarlo. “No permitan que nadie les diga que este país no es grande, que alguien necesita hacerlo grande otra vez porque ahora mismo este es el país más grande del mundo”. El lema de la campaña de Trump es “Haremos América grande otra vez”.

Michelle Obama instó a los votantes a votar en noviembre por Hillary Clinton. “En esta elecciones, no podemos sentarnos y esperar que todo salga lo mejor posible. No podemos permitirnos estar cansados o frustrados o ser cínicos. No, escúchenme. Entre ahora y noviembre, necesitamos hacer lo que hicimos hace ocho y cuatro años. Tenemos que llamar en cada puerta, necesitamos sacar cada voto, necesitamos derramar cada onza de nuestra pasión, fortaleza y amor por este país en elegir a Hillary Clinton presidenta de los Estados Unidos de América”, concluyó.