“Brexit es Brexit”, dijo la primera ministra británica Theresa May cuando se hizo cargo del Gran Bretaña post Brexit.

Así resucitó a su líder, el conservador Boris Johnson, que había sido decapitado políticamente por Michael Gove como jefe de los euroescépticos, y lo entronó inesperadamente como canciller de su gobierno. Con la premier May de vacaciones en los Alpes suizos, el extrovertido y oficialmente antieuropeo canciller británico Boris Johnson está hasta fin de mes a cargo de Gran Bretaña.Un test para Boris, que adhirió al Brexit para forzar a la renuncia al entonces premier ministro David Cameron y reemplazarlo en su cargo.

Este becario en el aristocrático colegio de Eton, graduado con honores en Historia Clásica , filosofía y política en Oxford University y que habla nueve lenguas con fluidez, incluido el latín y griego, se tomó vacaciones anticipadas en una perdida isla griega del Mar Egeo para poder reemplazar a May después que el Chancellor de las finanzas, Philip Hammond, a quien correspondía sucederla, también partió de descanso estival.

Para calmar a los que creen que Boris es demasiado Boris para heredar tal responsabilidad, Downing Street, la residencia oficial británica, dijo “que la primera ministra está bastante a cargo y constantemente informada de lo que está pasando”. A pesar de que está en pleno “hiking” en los Alpes Suizos, su destino de vacaciones en los últimos 25 años junto a su marido banquero. El temor de algunos funcionarios públicos británicos es que Boris, un ex periodista del diario conservador The Daily Telegraph, tiene una larga historia de insultar a líderes del mundo, sin contemplaciones diplomáticas. A pesar de que es el hijo de un diplomático y se crío y educó en Bruselas.

Boris a cargo significa que, si hay una urgencia, es el mas senior ministro en Gran Bretaña. Un vocero de la cancillería británica explicó que “el secretario de Estado continúa con sus actividades habituales pero no está viajando fuera de Gran Bretaña esta semana”.

Oficialmente un canciller como primer ministro interino podría resolver cuestiones urgentes o asistir a reuniones si fuera necesario. El líder de los liberales demócratas, Tim Farron, dijo que “poner a Boris Johnson a cargo del país es como dejar a los Chuckle Brothers a cargo de Newsnight”. Los Chuckle Brothers son dos famosos comediantes británicos y Newsnight, su programa de análisis de noticias más prestigioso.

Boris es Boris. Los británicos lo saben y lo eligieron dos veces alcalde de Londres antes que consiguiera ganar el referendum sobre Brexit o rechazo a la Unión Europea. Pero la historia registra que el viceprimer ministro liberal demócrata, Nick Clegg, se olvidó, en el 2011, que había quedado a cargo del país durante las vacaciones de David Cameron. ”Yo mantengo el fuerte pero el fin de semana me voy con mis chicos”, dijo. ”La gente se olvida de que existen los mails y las Blackberry”, recordó entonces.

No fue el único. El viceprimer ministro laborista, John Prescott, se fue a jugar al croquet en su casa de campo oficial de Doreywood, cuando debía estar dirigiendo el país en reemplazo de Tony Blair.