Así lo afirmó el presidente de la Unión Industrial santafesina, Javier Martín. Expresó que en el primer semestre la inflación fue muy alta, la obra pública casi inexistente y que el mercado interno se vio afectado por el aumento de tarifas. “La situación es compleja” afirmó.

Javier Martín – LT10

El presidente de la Unión Industrial Santa Fe (UISF), Javier Martín dialogó con LT10. En el marco del día de la industria, el titular de la entidad afirmó que el día los encuentra ”preocupados y en una situación compleja”.

Martín  explica que la elevada inflación, el incremento de tarifas y la escasa obra pública afectaron el mercado interno. Además, agregó que “el aumento del 22% de las importaciones de bienes de consumo complicó la situación y hasta lo llevó a Contigiani (ministro de la Producción) a crear el observatorio”. En este sentido expresó que la importación de bienes de consumo “fue excesivo, innecesario y no debe repetirse”.

Consultado sobre el tema importaciones específicamente afirmó que las mismas “desplazan el producto nacional” y de tal manera sugirió “prestarle atención si es preocupación para el gobierno o no”. Aún así, reconoció que el estado “tomó algunas medidas”y que “se pudo observar en el mes de julio y agosto”.

“Para los industriales la inflación es todo un tema, distorsiona los costos, genera presiones inflacionarias, para distribuir el ingreso,  el incremento de salario y es una carrera que no beneficia a nadie”, resaltó el presidente de la Unión Industrial. Además agregó que “el tipo de cambio no puede quedarse en 15 pesos con alta inflación”.

Por último, en cuanto al tema tarifas reconoció que  “no está resuelto todavía y que no se tiene certezas de los costos de los servicios para enero del año que viene”.