Una insólita y grave situación se registró en calle Río Negro al 6500, en el noroeste de la ciudad (barrio Yapeyú). Alrededor de las 16:30 un joven fue detenido tras intentar huir de un operativo: cuando los efectivos lo registraron, encontraron en su poder una pistola 9 mm. y un chaleco policial.


En ese momento, irrumpió violentamente en la escena una mujer que para defender al aprehendido agredió físicamente a los uniformados y salió corriendo con el arma en cuestión. El joven fue reducido y trasladado a una Comisaría.
Al rato, apareció la misma mujer en la Comisaría, preguntando por el joven detenido. El personal policial la reconoció y la detuvo. Al averiguar su filiación y antecedentes, resultó ser una efectivo en actividad, que trabaja en la Comisaría 2ª de Gálvez y se comprobó que el arma y el chaleco que estaban en posesión del aprehendido eran de su propiedad.
Desde un primer momento se supo que las dos personas tenían una relación de parentesco. Primero trascendió que podrían ser hermanos, pero luego se confirmó que se trata de una pareja que convive en una vivienda de la zona. Ambos permanecen detenidos.