La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió al juez federal Julián Ercolini que ordene tasar e inhibir los bienes en sucesión del fallecido ex presidente Néstor Kirchner y que se les designe un administrador judicial hasta que se defina la situación de su viuda, la expresidenta Cristina Kirchner, y sus hijos Máximo y Florencia, en el marco de la causa Hotesur, donde se investigan presuntas maniobras de lavado de dinero.

Según confirmaron fuentes judiciales, el pedido fue recibido por Ercolini y el fiscal que tiene delegada la pesquisa, Gerardo Pollicita, y ahora deberán resolver al respecto.

La UIF considera que debe desplazarse a Máximo Kirchner, hijo del fallecido expresidente, de su rol como administrador de la sucesión para nombrar en su lugar un administrador judicial en caso que esos bienes queden sujetos a alguna acción futura en las causas que involucran a la ex presidenta Cristina Kirchner y a sus dos hijos.

Ercolini resolverá próximamente un pedido de la fiscalía para citar a declaración indagatoria a la ex presidenta y otros imputados en una causa que se investiga de manera paralela a Hotesur relacionada con la adjudicación arbitraria de obra pública en favor del detenido empresario Lázaro Báez.

En tanto, en Hotesur se investigan supuestas maniobras de lavado de activos a través de falsos alquileres de plazas hoteleras por parte de esa sociedad de la familia Kirchner a empresarios vinculados con la obra pública, como Báez y Cristóbal López.