Un hecho curioso sucedió en Reino Unido. Abby Fenton, una estudiante universitaria, fue a bailar a un boliche llamado Viper Room y allí conoció a Liam, quien le invitó un trago y luego intercambiaron sus números de teléfono. Hasta ahí nada fuera de lo común. “Se me acercó y me pareció que estaba ok. Me ofreció un trago, lo acepté y después volví a juntarme con mis amigos”. Tiempo después, Abby recibió este mensaje:


– Hola, espero que no te importe amor, pero me podés transferir £6.50
– Quién es jajajaja?
– Liam del Viper Room de hace unas semanas. Te compré un trago? Me podés devolver la plata. Te doy el código y número de cuenta. gracias
– No hay problema, me das tus detalles del banco?

twitter
Sí, el muchacho le pidió que le devuelva lo “invertido”, seguramente porque el trago no llevó a algo más. Polémico es poco.
Pero la chica se lo tomó con humor y lo compartió en Twitter, donde ya tuvo 15 mil RT y 38 mil me gusta. Después, hizo una encuesta para saber si debería devolver o no la plata.
Aunque la mayoría de las 18 mil personas que votaron le dijeron que no, ella decidió devolverle la plata a Liam. Eso sí, poco después dijo que no podía salir… porque tenía 6,5 libras menos.