“Mi señora hizo el reclamo, estábamos cansados de que no junten bien la basura, quedaban bolsas, nos hicieron dos multas por eso. Mi señora hizo el reclamo por una página oficial de Cliba en Facebook, ellos le dijeron que iban a enviar a un supervisor, le pidieron la dirección, pero nunca pensamos que nos iban a mandar gente de Cliba para patotearnos”, aseguró Cristian, un vecino de barrio María Selva.


“Esto fue en las primeras horas del viernes, porque fue pasada la medianoche, estábamos por dormir, mi señora estaba viendo televisión, escuchamos que nos golpearon la puerta, pensamos lo peor por la hora. Cuando abro la ventana de la puerta hay dos señores con la ropa de la empresa y el camión de Cliba, nos preguntan si hicimos un reclamo por teléfono, le dijimos que no, nos insistían y me acordé del reclamo que hicimos por Facebook. Ahí me empiezan a agredir, a decirme qué iba a pasar si perdían el trabajo por mi culpa. Le pregunté el nombre y ahí me invitó a salir a pelear, me dijo ´dejá de esconderte detrás de la ventana y salí´. El otro muchacho no me hablaba mal, era uno solo el nervioso”, agregó.
“Yo le dije que me conocía del Sindicato de Camioneros pero me lo negó, bajó mi señora, cerró la ventana. Pero no se iban, él quería que salga a pelear. Lo que me preocupa es que saben dónde vivo, dónde trabajo y jamás tuvimos problemas con nadie. Estamos asustados, mi señora hizo la denuncia en la comisaría, y ahí le dijeron que a lo mejor lo echaban y se podía complicar la situación, pero nosotros no queremos que lo echen, solo hicimos un reclamo”.