Alumnos de 5º de la EESO Nº 564 de Lehmann partieron anoche a la puna salteña.

Los alumnos de 5to. año de la EESO Nº 564 de Lehmann iniciaron este lunes su viaje de egresados a la puna salteña, partiendo desde la estación de tren del Nuevo Central Argentino, después de varios meses de intensos preparativos y con objetivos educativos, recreativos y solidarios.

Apostaron a un cierre de un ciclo secundario muy productivo, recorriendo los paisajes de Tucumán y Salta, llegando a la puna para compartir el festejo del día del niño con chicos de dos escuelas de alta montaña.

El mismo está avalado por la supervisión de media y técnica de la Regional III de Educación. La delegación la conforman la directora del establecimiento profesora Fernanda Lung, el profesor Marcelo Delbino, la comunicadora social Alicia Riquel Canteros y 13 alumnos futuros egresados.

Entre las principales actividades previstas se encuentran el intercambio con los alumnos de la Escuela Técnica de Cafayate, compartiendo actividades deportivas y momentos de camaradería; como así también excursiones a Camino de Las Yungas, Dique El Cadillal, Cerro San Javier en Tucumán, Salta capital, Cafayate y las actividades solidarias en Santa Rosa de Tastil en la puna salteña junto a la Fundación los Niños de San Juan que preside Ramón Gomez. Cabe mencionar que el establecimiento ha firmado un acuerdo de ayuda permanente con esta ONG, habiendo realizado varias campañas de alimentos, ropa y útiles escolares. El cargamento con las donaciones ya está en Salta, gracias al aporte de Transporte Perotti, que gentilmente ofreció su ayuda para el traslado. Golosinas de Marengo también endulzarán las dos fiestas en las escuelas de Alta montaña de El palomar y el Paraje El Toro.

Los alumnos de 5to. año confeccionaron juegos didácticos junto a la profesora de Matemática María Laura Barbero y serán un aporte significativo para que sean usados en los establecimientos albergues, acompañando los días de esos niños.

El viaje de Rafaela a Tucumán se realiza en el tren de pasajeros, siendo también el regreso en este transporte. El agradecimiento al pueblo de Lehmann, a cada una de las familias de los alumnos y a todos aquellos que posibilitaron esta hermosa experiencia, que seguramente resultará inolvidable.