El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la Dirección Provincial de Desjudicialización de la solución de los conflictos interpersonales, comenzó a dictar un taller de capacitación en mediación destinado a personal policial y civil que desempeña funciones de atención al público y del servicio de 911 en la Casa de Gobierno en la ciudad de Santa Fe.

La primera jornada se desarrolló este lunes; en tanto está previsto continuar el próximo jueves 6 de octubre. En total, el curso consta de 10 horas de capacitación.

“Estos espacios de encuentro pretenden sensibilizar en torno al manejo adecuado de las relaciones humanas en el trabajo y brindar herramientas de contención y comunicación adecuada, bajo la premisa de comprender y abordar los conflictos desde la mirada de métodos no adversariales de resolución de conflictos”, explicaron desde el área.

También subrayaron que el objetivo es “pacificar situaciones de tensión que diariamente se les presentan a estos agentes, revisar las relaciones interpersonales dentro del ámbito laboral y generar un espacio de reconocimiento, reflexión y diálogo participativo”.

Sobre el equipo de capacitación

Estas formaciones son impartidas por el Equipo de Facilitación y Capacitación de la Dirección de Desjudicialización, que además ha intervenido en procesos de facilitación ante situaciones de violencia en hospitales públicos y centros de salud de alta vulnerabilidad social en Rosario, a partir del convenio firmado entre la provincia y la Municipalidad de dicha ciudad.

Asimismo, entre 2012 y 2014, el área trabajó en forma conjunta con el Ministerio de Seguridad en la elaboración y diseño del Programa de Policía Comunitaria, lo que incluyó la selección, diagrama de programas, capacitación y evaluación de los agentes de dicha fuerza.

En 2015 participó, además, de la formación de líderes comunitarios. En este caso, la capacitación estuvo destinada a referentes barriales incorporados al Plan Abre de la provincia. Entre 2013 y 2015, en tanto, actuó en la formación de agentes estatales públicos provinciales y funcionarios para la prevención de conflictos y la intervención constructiva en procesos de diálogo.