20.1 C
Santa Fe
domingo 1 de agosto de 2021

Continúa la búsqueda de Gabriel Fernández

Te puede interesar

Jorge Taleb, quien interviene en la causa, señaló que tiene dos líneas de investigación: un accidente o la intervención de una tercera persona. Corroboró datos brindados por el dueño del parador adonde se dirigía Gabriel con ocho chapas

El fiscal de Victoria que investiga la desaparición en el río de Gabriel Fernández Arostegui, quien fue visto con vida el último viernes, señaló que maneja “dos hipótesis”. Agregó que algunos datos brindados por Emiliano Fagnani, dueño del parador Pura Vida, a Rosario3.com fueron corroborados por parte de la Justicia. El teléfono del joven no fue encontrado.

Entrevistado por Alberto Lotuf y Ciro Seisas (A Diario, Radio 2), el fiscal Jorge Taleb expresó que investiga si en el caso de Gabriel sucedió “una desgracia, como puede ser un accidente” o si “hubo intervención de terceras personas”. “Vamos corroborando cada dato que incorporamos al legajo y reconstruimos el hecho a partir de evidencia”, apuntó.

Con respecto al dueño del parador Pura Vida, lugar adonde se dirigía Gabriel con ocho chapas, Taleb dijo que las llamadas telefónicas que él comentó a Rosario3.com con un pescador y con el joven  “están acreditadas”. Con el primero, quien le dio aviso de que la canoa “se fue a pique” ocurrió el mismo viernes a las 11.47; con Gabriel habló por última vez a las 10.48. “Hay una llamada de Emiliano a las 12 al teléfono del joven pero él precisó que fue porque estaba recorriendo la zona y quería escuchar dónde estaba el teléfono, en qué zona”, sostuvo.

“Nadie vio que la canoa se haya ido a pique”, subrayó en relación a la falta de testigos del momento.

“Emiliano dijo que estaba en la guardería Río Marrón cuando lo llamaron y le avisaron del hecho. Allí fue cuando cruzó. Manifestó que lo llamó un pescador para decirle. Eso sucedió. También mencionó que las pertencias se las entregó Karina, una mujer del lugar, y eso también sucedió. El peso de la chapa que informó también está aproximado”, detalló.

El fiscal destacó que el teléfono del joven desaparecido “no fue hallado”, algo que sí sucedió con su mochila, remo, borceguies y su perra.

“Cuando se encuentre, hay que peritar la canoa para ver si estaba en funciones de cruzar el río con esa carga. En ese momento el río estaba picado. Lo otro que se investiga es si intervino otra persona, es decir, un delito doloso”, concluyó.

[comentarios]

Últimas noticias