20.7 C
Santa Fe
martes 3 de agosto de 2021

Luisana Lopilato visitó a Susana Giménez

Te puede interesar

Con la elegancia y simpatía que la caracteriza, Luisana Lopilato se sentó en el living de Susana Giménez para hablar de la maternidad, su carrera y su vida junto al cantante Michael Bublé.

“Vivimos un poquito en todos lados, en Vancouver o acá en Argentina cuando estoy trabajando”, contó la actriz que en este momento se encuentra instalada en Buenos Aires en donde comenzará a filmar una película junto a Guillermo Francella.

“Los chicos están acá conmigo y Michael está trabajando, haciendo promos para su nuevo disco”, dijo pero aseguró que la distancia no impide que la pareja esté comunicada. “Dormimos toda la noche con la computadora prendida. Yo ayer salí con mis amigas y él se quedó mirando a los chicos y me preguntaba cuando volvía porque Noah no se dormía. Vivimos con la computadora prendida y conectada entonces nos vamos hablando durante todo el día, como si estuviésemos juntos”.

Después de ver un video en donde Bublé le expresaba su amor desde Londres, Luisana contó que su marido es la persona que más la incentiva y la apoya en su carrera. “Cuando tengo un casting Mike me ayuda a pasar la letra, la pasamos una y otra vez hasta que sale bien. Él apoya que yo trabaje y yo lo apoyo a él, siempre que puedo lo acompaño”. Ese apoyo incondicional fue el que la ayudó a lograr su primer papel en la capital del cine norteamericano. “Filmé en Hollywood, hice una audición y quedé. Allá voy a muchas audiciones, hago la fila como todos: me citan, me preparo y voy. Cuando no me eligen no importa, hay que hacer castings porque es importante que te vean”.

Sobre la maternidad

“Michael estuvo presente en los dos partos, que fueron por cesárea”, contó Luisana que aseguró que no está sola a la hora de criar a sus hijos porque su marido es un papá muy presente. “Michael hace todo, es re buen padre, hacemos 50 y 50”.

La actriz aprovechó la entrevista para contar anécdotas sobre sus dos hijos, Noah y Elias. “Noah está un poco celoso, pero se tiene que acostumbrar al hermano porque tener uno es lo mejor que te puede pasar. Él habla inglés y español, conmigo siempre en castellano salvo cuando se porta mal que me habla en inglés. Le encanta cantar y llamar la atención, no tiene vergüenza, en este momento está en una etapa en donde se cree el hombre araña, lo cual es un poco peligroso”.

Además contó que le encantaría agrandar la familia, pero que ese deseo tendrá que esperar un tiempo. “Nos encantaría tener una nena pero por ahora no, dormimos los cuatro en la cama, todavía estoy amamantando, no es el momento. Me encanta la familia grande, si fuese por mí tendría diez hijos pero no puedo, pero uno más seguro”.

[comentarios]

Últimas noticias