En la fiscalía que investiga la muerte del cura Juan Viroche tienen elementos para creer que el religioso no fue asesinado. El informe forense que está en manos del fiscal Diego López Ávila indica que no se habría tratado de un homicidio.

El cuerpo del cura fue encontrado en la zona donde habitualmente se ubica el coro del templo. Allí también encontraron una bolsa con dinero y joyas. Por ese motivo se descarta que haya sido víctima de un intento de robo.

La noticia de la muerte de Viroche se conoció esta mañana. La mujer que iba a limpiar el templo encontró su cuerpo. Este religioso había denunciado el avance del narcotráfico en el interior de la provincia de Tucumán y había recibido varias amenazas.

Su muerte generó una enorme conmoción en La Florida, localidad ubicada al este del Gran San Miguel de Tucumán. Cientos de personas se reunieron frente a la iglesia y pidieron Justicia, ya que aseguran que se trató de un crimen. La Justicia ordenó una autopsia para determinar qué ocurrió.