16.7 C
Santa Fe
viernes 30 de julio de 2021

Un famoso chef desató un escándalo con una receta

Foto: Clarín  

Te puede interesar

En España ya se lo conoce como el “paellagate” y creció hasta alcanzar las proporciones de un escándalo internacional-bilateral entre ese país y Gran Bretaña. Todo, a partir de una receta del popular cocinero inglés Jamie Oliver, quien le puso chorizo al plato más típico español, la paella.

“La paella de Jamie Oliver reúne a una España fracturada… contra él”, tituló el diario The Guardian. “’Fríen’ en Internet la receta de la paella de Oliver”, afirmaba la BBC. En declaraciones difundidas este jueves por medios canadienses, Oliver, que se encuentra en en el país norteamericano, defendió su propuesta. “Dije que era mi versión”, explicó. “Así que, es mi versión y la defiendo. Está buenísima”, sentenció.

Oliver es el cocinero más popular de Europa gracias a sus programas de TV, sus libros (están entre los más vendidos en su país, y también se consiguen en Argentina) y sus restaurantes: tiene cuatro en Londres además de una cadena de franquicias bajo el nombre de Jamies’s Italian. Está también acostumbrado a las polémicas: lidera una cruzada contra la obesidad, es un crítico despiadado de la industria alimen­taria y su charla TED de los terrones de azúcar fue una de las más viralizadas del ciclo de conferencias.

En su receta diaria en Twitter, el martes, el chef de 41 años difundió su versión de la paella, acompañada de una foto del plato irreconocible en un recipiente hondo, otra transgresión. “No hay nada mejor en la cocina española que la paella. Mi receta combina muslos de pollo y chorizo”, afirmó. Sin embargo, la Real Academia de la lengua española define la paella como “plato de arroz seco, con carne, pescado, mariscos, legumbres, etc…, característico de la región valenciana, en España”.

En un país sin gobierno después de dos elecciones, y con tantas versiones de la paella como familias y regiones, la osadía de Oliver puso de acuerdo a moros y cristianos. “Quita el chorizo. No negociamos con terroristas. Primera advertencia”, rezaba un mensaje en Twitter de la usuaria Llimona. “Mi versión del ‘fish and chips’ lleva pato y berenjena”, se burlaba otro, Antonio Villarreal, refiriéndose al pescado rebozado con papas fritas tradicional británico.

Denostada por todo el mundo hasta no hace mucho, la gastronomía británica vive un “boom” que se tradujo en la proliferación de programas televisivos, libros de recetas, y amplio espacio en los diarios: casi todos tienen uno, y hasta dos suplementos semanales de recetas.

Una cocina nacional no da para tanto, y hay que recurrir con frecuencia a la de otros países, una apuesta arriesgada que se puede ver limitada por los estereotipos -que toda la cocina mexicana lleva frijoles, la india curry, y la española chorizo, por ejemplo- y la escasez de algunos productos -es más difícil encontrar marisco fresco en Manchester que en Lima o Barcelona.

El embajador británico en España, cocineros, la esposa española de un político británico, la BBC, el Times y otros medios nacionales han terciado en esta polémica. “El comidista”, la sección gastronómica del diario El País, recuperó un video de hace unos meses, cuando “llamó a consultas” al embajador británico en España, Simon Manley, por los “atentados” contra la comida española en el Reino Unido, citando el sándwich de paella o los “waffles” de chorizo. Manley se defendió de buen humor y atribuyó las herejías “al espíritu de innovación que tenemos los británicos”.

También los compañeros españoles de Oliver salieron en su defensa, como José Andrés, el cocinero español más popular de Estados Unidos, cuyos restaurantes en Washington tienen a los Obama como clientes. “¡Españoles! Ya sé que esa foto no parece una paella. Pero es un ‘arroz español’… dejemos en paz a Jamie”, reclamó.

Miriam González Durántez, esposa del ex viceprimer ministro británico Nick Clegg, y la española posiblemente más famosa del Reino Unido, también salió en defensa del chef. “Definitivamente no es una paella. Pero es absurdo pensar que los españoles se sienten insultados por la receta”, afirmó, en Instagram esta abogada, autora de un libro de cocina española en inglés, restando trascendencia al asunto.

[comentarios]

Últimas noticias