14.1 C
Santa Fe
martes 3 de agosto de 2021

Bob Dylan ganó el Premio Nobel de Literatura

Te puede interesar

La Academia Sueca lo destacó por “haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción”. Opinan Pedro Aznar, Eduardo Berti, Marcelo Figueras, Claudia Piñeiro y Flavia Pittella.

En 1965, Bob Dylan se presentó en el Newport Folk Festival con su quinto disco, “Bringing It All Back Home”. A esa altura ya era considerado como uno de los grandes renovadores de la música popular estadounidense. Alcanzó a tocar tres canciones: usar guitarras eléctricas en un recital de folk era una herejía para aquel público, que no dejó de abuchearlo hasta que se fue del escenario. El escándalo puede verse en el documental “The Other Side of the Mirror” (2007) y es una muestra de cómo Dylan está llamado a saltar los límites del arte.

Cincuenta años después, todavía mantiene la fuerza para saltar: hoy la Academia Sueca le entregó el Nobel de Literatura, por encima de Philip Roth, Haruki Murakami, César Aira, Joyce Carol Oates, por “haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción”. Es un premio que corona una carrera plagada de reconocimientos literarios: Dylan obtuvo el “Orden de las Artes y las Letras” (1990), el Príncipe de Asturias (2007) y el Pulitzer (2008).

“Creo que es un premio para el rock, no solamente para Dylan”, dice el escritor Eduardo Berti, que tiene una amplia experiencia como periodista especializado de música; autor de, entre otros títulos, el imprescindible Rockología (Galerna). “Desde luego se lo merece por haberle dado sustancia poética al rock, por haber sido un puente exquisito entre los beatniks y los Beatles”.

Alice Munro, Patrick Modiano, Svetlana Alexiévich y ahora Bob Dylan: ¿qué se puede interpretar de los últimos ganadores del Premio Nobel? Salvo Modiano, se premió a una cuentista, una cronista y un músico. “Parecería que la Academia Sueca”, sigue Eduardo Berti, “quiere apartarse del purismo y del tótem de la novela”.

No está claro que Dylan haya tomado su apellido de Dylan Thomas —de hecho, él se ha ocupado de negarlo en un par de oportunidades—, pero sí que está influenciado por su lírica, como también por la de Allen Ginsberg y la del surrealismo. “Sus canciones son poemas musicalizados”, dice la periodista Flavia Pittella, “si se les saca la música, las letras son poemas largos y complejos; nadie podría decir que son de un músico popular que llena estadios”.

En la misma línea, para Pedro Aznar este es un “merecidísimo reconocimiento al gran maestro de la poesía en la canción”. Aquel que supo ponerle música a los poemas de Borges continúa: “Este galardón, además, pone a ese arte en un altísimo lugar de relevancia, el que ya tenía ganado en el corazón de la gente hace decenios.”

A las 8 de la mañana hora argentina se anunció que Dylan había ganado el Nobel. La escritora Claudia Piñeiro desayunaba con su hijo siguiendo la transmisión por Youtube: “Fue mágico”, dice. “Una vida dedicada a protestar, filosofar, pensar a través de su poesía. Sí, tiene música, ¿y?”

También Marcelo Figueras seguía con atención el anuncio. “Rescatar hoy a Dylan”, dice, “es recordarle al mundo que, aunque la política de los Estados Unidos siga atada al carro de los masters of war, existe quien los denuncia desde siempre con profética elocuencia”.

Las redes sociales no se mantuvieron al margen y explotaron con memes, ironías y festejos: “Lo bueno es que el Grammy se lo dieron a Philip Roth”, “¡Qué decisión más rara! ¿Por encima de Adunis, de Roth, y demás? ¿Qué busca la Academia?”, “Los Dylanistas por más de 40 años estamos alborozados y emocionados por el Nobel a un verdadero genio”. Hasta Michelle Bachellet opinó en Twitter: “¡Qué alegría el premio Nobel de Literatura para Bob Dylan! Muchos y gratos recuerdos de mi adolescencia están asociados a su música.”

A diferencia de años anteriores, en donde el Nobel era un momento de descubrimiento, con premiaciones a autores casi desconocidos, esta vez todos tenemos algo para decir. “Vengan escritores y críticos / que profetizan con su pluma / y mantengan sus ojos abiertos, / la oportunidad no volverá a repetirse”, dice Dylan en la canción “Los tiempos están cambiando”.

[comentarios]

Últimas noticias