María Eugenia Ritó realizó una insólita denuncia en “Intrusos” (América). La vedette aseguró ser víctima de magia negra.


“Estoy en pareja, pero no voy a decir nombres. Estoy muy contenta”, comentó al principio de la charla. Pero enseguida, a punto de ponerse a llorar, desconcertó a todos con su afirmación: “Me enteré de que me hicieron un trabajo de magia negra”, dijo. Además, contó que estuvo varios días encerrada en su casa, sin poder levantarse de la cama, en un estado muy deteriorado.
Sin ánimo de desconocer que aún está en un período de rehabilitación por el consumo de drogas, manifestó: “Voy a un chamán, un guía espiritual que no se dedica a esto. Básicamente, fui porque otra persona que fue tenía problemas de adicciones, estaba muy mal, y pasó a no tener más ganas. Creer o reventar. Entonces yo iba por mis problemas de adicción”.
Después de escucharla en silencio y con respeto, Jorge Rial le hizo una pregunta directa y certera: “Todo esto que estás diciendo, ¿no será una paranoia de tu adicción? ¿No estás consumiendo drogas?”. “No, mi amor, no estoy consumiendo. No, para nada”, aseguró María Eugenia a quien se vio muy descolocada por el planteo del conductor.
“Ahora, no entiendo algo -continuó tratando de indagar Rial-. Vas al chamán por tus problemas con las adicciones, pero me acabás de decir que no consumís. Entonces ¿Para qué ibas?”. “Porque soy una persona adicta y puedo recaer -respondió Ritó-. Las recaídas pueden por consumir marihuana, alcohol, no sólo cocaína”.
“En estos meses, ¿te ofrecieron alguna vez tener sexo por dinero? Tal vez vos algún día tuviste la necesidad. ¿Hubo algún gato?”, quiso saber Rial. “Esa propuesta se la hacen a todas. La que diga que no, miente. Obviamente, que me lo siguen proponiendo. Pero si llego a tener una necesidad, tengo amigos que me pueden ayudar. Aunque la verdad es que hoy ya no”.