Se trata de Pablo Manavella del IAL, y Leandro Di Persia del sinc(i), que fueron reconocidos en la categoría “Estímulo” por la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Con el año a punto de cerrar su ciclo lectivo, comienza la temporada de premios y una vez más los investigadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) son reconocidos por su labor. En esta oportunidad se trata del prestigioso premio que anualmente otorga la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (ANCEF), que fue concedido a Pablo Manavella y Leandro Di Persia, docentes de la UNL e investigadores del CONICET.

Los reconocimientos que ambos recibieron fueron en la categoría “Estímulo” que se concede a investigadores de hasta 40 años de edad con méritos demostrados, y que desarrollan su trabajo científico o tecnológico en el país. Manavella, miembro del Instituto de Agrobiotecnología de Litoral (IAL UNL-CONICET), fue distinguido en la sección de Ciencias Químicas, de la Tierra y Ciencias Biológicas y recibió Premio “Carlos Berg” en Ciencias Biológicas, en tanto que Di Persia, del Instituto de Investigación en Señales, Sistemas e Inteligencia Computacional, sinc(i) (UNL-CONICET), fue premiado en la sección Ingeniería y recibió el Premio en Ciencias de la Ingeniería.

En total, la UNL-CONICET se quedó con dos de los diez galardones que otorgó este año la entidad de ciencia y que serán entregados el próximo 15 de diciembre en una ceremonia a realizarse en la sede de la Academia en Buenos Aires.

Reconocer el esfuerzo

Usando casi las mismas palabras, los dos investigadores destacaron que la importancia del premio es que reconoce años de esfuerzo y dedicación a una tarea que muchas veces pasa desapercibida.

“Es siempre agradable que reconozcan el esfuerzo y el trabajo realizado”, dijo Manavella, un joven investigador que regresó hace dos años a Santa Fe luego de vivir cinco años en Alemania. “Este premio no se refiere a un logro puntual sino el reconocimiento de la labor científica realizada. Es muy gratificante recibir este premio porque implica no solo la valoración del esfuerzo realizado pero también reconocer el sacrificio que la elección de una vida abocada a la ciencia significa para la familia” agregó.

Di Persia destacó además el trabajo en equipo y el apoyo que recibe del CONICET y de la UNL para desarrollar sus actividades. “Nunca trabajamos solos sino en colaboración con otros investigadores, del instituto o de otros lugares, pero siempre es un trabajo que se realiza en equipo”, dijo y agregó que con este premio ya son cuatro los investigadores del sinc(i) que han recibido el premio estímulo de la ANCEF en distintos años, sobre un total de 10 que actualmente trabajan en el instituto.

Unos premios de gran prestigio

Fundada el 26 de marzo de 1874, la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales es una de las entidades más antiguas en su tipo. Desde el año 1900 otorga premios a la actividad científica en dos categorías: Consagración, destinados a investigadores que han tenido una actividad científica excepcional, y los premios Estímulo, para investigadores jóvenes con méritos demostrados.