El 7 de octubre de 2006, la UNL y ATE firmaban un convenio para hacer realidad un gran emprendimiento que conjugara la recreación, la cultura y el deporte: lo que hoy conocemos como el Predio UNL-ATE.

Para celebrar este aniversario se realizará un acto oficial el próximo lunes 17 de octubre a las 10 en las instalaciones del propio predio. Allí se plantarán 10 árboles, uno por cada año cumplido.

Del acto participarán el rector de la UNL, Miguel Irigoyen; el secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado –ATE- Santa Fe, Jorge Hoffmann y los directores del Predio Cecilia Rodríguez Calderón (UNL) y María Gimena del Sastre (ATE), entre otras autoridades universitarias y gremiales.

Un poco de historia

El proyecto, que se inició en 2002, abrió sus puertas por primera vez un 7 de octubre y desde allí no dejó de crecer y empezó a formar parte de la historia de la ciudad de Santa Fe.

“Ese fue el puntapié inicial para cumplir con uno de los objetivos que siempre tuvo ATE acerca del derecho al descanso y esparcimiento de y para los trabajadores”, expresó Hoffmann.

El principal objeto es brindar a la comunidad universitaria y de los trabajadores públicos un espacio óptimo para el desarrollo de diversas actividades y a disfrutar de un entorno privilegiado, con familiares o amigos. Se destaca por sus áreas verdes y su ubicación  privilegiada junto a la Costanera Este, la Laguna Setúbal, el Puente Colgante; lo que hace del Predio un lugar atractivo, de disfrute al aire libre y contacto con la naturaleza.

“Este aniversario es un momento de ver los frutos logrados con el trabajo interdisciplinario entre un sindicato y una universidad estatal, de todos los trabajadores que desempeñan sus funciones, además del acompañamiento que tenemos de todos nuestros asociados”, manifestó Rodríguez Calderón.

Entre las mejoras y las obras realizadas, el gimnasio techado “15 de junio”, inaugurado en el 2008, dio lugar a mejorar el desarrollo de las actividades deportivas de la universidad. Además, en ese sector cubierto también se instalaron las oficinas administrativas y el Centro de Salud. Luego llegarían el gimnasio de sobrecarga, el comedor universitario; y la cocina para celíacos, por mencionar sólo algunas obras destacadas.

Propuestas diversas

Bajo la consigna “Conocé, disfrutá y viví el Predio todo el año”, se piensa como un espacio que ofrece sus instalaciones durante las cuatro estaciones. El Predio “se constituye como un lugar único en la ciudad, que puede ser aprovechado por toda la comunidad académica, trabajadores estatales, invitados y asociados en función de los beneficios que se les proporciona”, asegura Rodríguez Calderón.

“Estamos continuamente pensando, diagramando y ejecutando actividades para que puedan ser aprovechadas por los asociados y sus familias durante todo el año”, agregan desde ATE.

El objetivo del Predio es que pueda ser aprovechado por toda la familia, ofrece espacios y actividades para todas las edades. Dentro de las actividades deportivas incluye clases a cargo de profesionales que van desde el ajedrez, atletismo y yoga, pasando por básquetbol, fútbol, hockey, voleibol, fútbol de salón, tenis de mesa, gimnasia para damas y sala de sobrecarga, hasta navegación a vela y canotaje.

Entre las actividades de formación se encuentran cursos y talleres, que se renuevan todas las temporadas con temáticas diversas como teatro para adultos mayores, taller de compostaje, taller de fotografía, entre otros.

A las opciones antes mencionadas se suman el préstamo de libros y juegos para incentivar la recreación al aire libre o de alguno de los salones cerrados, en aprovechamiento de todos los espacios que ofrece el Predio. Así, los asociados disponen de una biblioteca enriquecida por más de 400 libros como cuentos, cómics, infantiles, de interés general, novelas, poesías, de política, entre muchas otras opciones. Mientras, la propuesta lúdica incluye juegos de ajedrez, bingo, buraco, ideogramas, juegos de la oca y ludo, para disfrutar en compañía.

Infraestructura

En relación con la infraestructura, el Predio cuenta con diferentes espacios adaptados para la práctica deportiva, reuniones sociales, o momentos de diversión. En un entorno natural de 12 hectáreas de extensión están distribuidos un sistema de pérgolas y asadores emplazados al aire libre a lo largo de un sendero curvo con vista a la Reserva Ecológica; anfiteatro con plaza de juegos para niños; una pileta recreativa y otra pre-olímpica; solárium con piso antitérmico; cantina, bar; Comedor Universitario (durante el período lectivo de UNL, marzo a noviembre); baños y vestuarios; dos canchas de fútbol oficial, dos de césped sintético y canchas de fútbol reducido;  cancha de beach vóley; playones polideportivos aptos para básquet, vóley, handball y tenis criollo; sala de gimnasia y musculación; salón de usos múltiples (SUM) con capacidad para 120 personas; estadio cubierto de 600 m2; auditorio- anexo del gimnasio para 250 personas; servicio de Wi-Fi, gas natural, agua potable y telefonía; playa de estacionamiento.  Todos los asociados pueden utilizar cualquiera de los espacios mencionados de forma libre y gratuita, a excepción de las canchas de césped sintético que requieren de un turno mediante reserva anticipada. Para los no socios, el acceso a las instalaciones es a través del pago de un ticket de entrada que se realiza en el Pórtico principal del Predio.