La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal desestimó dos recursos de queja interpuestos por la defensa de César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani. En el expediente principal se investiga la desaparición del conscripto riojano Alberto Ledo, ocurrida en el año 1976, durante la última dictadura militar.

Uno de los recursos era contra la resolución de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, que no hizo lugar al pedido de apartamiento del fiscal de instrucción Carlos Alfredo Brito.

Con el otro recurso, la defensa de Milani buscaba revertir otro pronunciamiento, también de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, que había dejado sin efecto la decisión del juez instructor de no hacer lugar al pedido del fiscal federal de citar a Milani para que preste declaración indagatoria.

Antes los dos recursos, el tribunal integrado por los jueces Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos consideró que no estaban reunidos los requisitos para aceptar las quejas, por lo que fueron declaradas “inadmisibles”.