“No hay futbolista que pueda ser determinante con siete kilos de más. Es casi como si tuviera la forma de un lavarropas. Debe ponerse en forma. Lo hablé con él y lo entendió”.

Después de las lapidarias palabras de Sinisa Mihajlovic, el técnico de Torino, a Maxi López no le quedó mucho margen de maniobra. Para volver a tener chances de jugar debería hacer varios ajustes. Y se lo tomó bien. Aunque decidió pedir ayuda para volver a ser el de siempre. ¿Un nutricionista? ¿Un médico en especial? No, no, el delantero le pidió ayuda a su novia, la modelo sueca Daniela Christiansson, quien prometió llevarlo por el camino de la vida sana y vegana en cuanto a alimentación se trata.

El reto de Mihajlovic recorrió el mundo y el ex marido de Wanda Nara no se quedó de brazos cruzados. Menos teniendo al lado a una súper modelo que trabaja en el mundo de la moda a nivel internacional y que se cuida más que ninguna.

Por eso, y para demostrar que el delantero está haciendo buena letra, Daniela compartió en su Instagram un video con el menú del día. “Alguien está curioso sobre lo que estoy cocinando”, escribió con varias palabras claves: #saludable, #sinazucar, #chaugrasas, #modeloverde.

En el clip se puede escuchar de fondo a Maxi que consulta sobre la receta. Ella va enumerando cada ingrediente mientras mezcla un puré de calabazas. En una sartén tiene listas una variedad de verduras salteadas y, en otro costado, hay una porción de pollo a la plancha. “Sí, hay postre, pero bajo en calorías”, cierra la rubia.

Hasta ahí, todo muy light. Sólo que se olvidaron de esconder la copa de vino tinto que estarían tomando en la previa. ¿Acaso el alcohol no fija las grasas?

De todos modos, el futbolista se comprometió con su equipo a cumplir una rutina de ejercicios y dieta por la cual debe subirse a la balanza con cierta rigurosidad. “Cada siete días lo pesaremos para ver si va cumpliendo con los objetivos”, aseguró el técnico en los medios.

Palito para Wanda. Aunque está preocupado en su cuidado físico, Maxi también pasa tiempo con sus hijos: Valentino, Constantino y Benedicto. “¡Mi familia, y de la verdadera! Gracias por hacerme tan feliz”, publicó este jueves en sus redes sociales.

Mientras la botinera y su ex amigo Mauro Icardi se quejan porque el rubio no se hace cargo de los menores, López expone la otra cara de la historia familiar: con su novia sueca y con sus herederos en completa armonía.

Igual, aprovechó el encuentro con los niños para vestirlos con la camiseta del equipo donde juega; originales y con sus nombres impresos en la espalda. “Del Torino. El respeto se gana. Gracias por tanto”, remató en Instagram. Icardi suele hacer lo mismo pero con la camiseta del Inter. ¡Qué duelo!