10.2 C
Santa Fe
viernes 30 de julio de 2021

Del Potro se metió en la final de Estocolmo

Te puede interesar

El tandilense derrotó por 6-4 y 7-5 al búlgaro Dimitrov, 18° en el ranking mundial. El domingo se medirá con el estadounidense Sock o el alemán Zverev.

Juan Martín del Potro se clasificó a la final del ATP 250 de Estocolmo tras derrotar por 6-4 y 7-5 al búlgaro Grigor Dimitrov, segundo preclasificado del certamen. De este modo, el argentino accedió a su segunda definición desde su regreso a las canchas en febrero, tras la de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro que perdió con el escocés Andy Murray. Su rival el domingo será el ganador de la otra semifinal, que disputarán el estadounidense Jack Sock y el alemán Alexander Zverev.

En el primer set el tandilense, quien había llegado a esta instancia tras derrotar al croata Ivo Karlovic en un adelanto de la serie final de la Copa Davis que se disputará entre el 25 y el 27 de noviembre en Zagreb, casi no tuvo que esforzarse para arrancar con ventaja, ya que el búlgaro cometió tres errores no forzados y entregó fácil su servicio.

De todos modos, Delpo también exhibió sus virtudes: su drive fue punzante y su saque mantuvo la solidez que había mostrado durante toda la semana (hasta este partido no había sufrido quiebres). Dimitrov, talentoso pero irregular, alternaba puntos de alto vuelo y fallos impropios de un jugador de su jerarquía (ocupa el 18° puesto en el ranking).

Igualmente un bache del argentino permitió que el europeo empardara 3-3, pero Del Potro se reacomodó rápido, aceleró en el momento justo y volvió a quebrar para adelantarse 4-3. Luego fue cuestión de sostener su servicio para cerrar el primer capítulo por 6-4 en 42 minutos de juego tras un drive de su rival que se fue largo.

El segundo set fue una cadena de vaivenes que terminó inclinándose a favor de Delpo, quien arrancó mejor y tuvo su primera ocasión para quebrar en el tercer game, en un punto que el argentino discutió por una pelota profunda del búlgaro que él consideró mala. El debate se zanjó con un gesto del tandilense que el juez de silla interpretó como jocoso y prefirió no sancionar (le había apuntado con su raqueta como si fuera una escopeta).

Tras dejar pasar otra ocasión en el quinto game, mientras el búlgaro seguía sin poder explotar el revés, su mejor arma, Del Potro se quedó con el servicio de su adversario tras un error de Dimitrov, que en los momentos clave no mostraba la firmeza necesaria para la ocasión.

Parecía encaminado el juego, pero entonces apareció la mejor versión de Dimitrov y la más floja del argentino, quien tenía dificultades para meter el primer servicio y fue perdiendo profundidad en sus golpes.

El europeo se mostró mucho más decisivo, recuperó el quiebre, mantuvo su saque en cero y se adelantó 5-4. Sin embargo allí aparecieron otra vez los fantasmas de Dimitrov. Del Potro sostuvo su saque sin problemas y en el undécimo game se encontró con muchas facilidades: su rival hizo dos doble faltas (sus primeras del encuentro) y regaló el juego.

En un game sin fisuras y en su segundo match point (el primero lo salvó Dimitrov con un drive que inicialmente había sido cantado como malo y el juez de silla corrigió), el tandilense le puso el broche al encuentro con un saque ganador tras una hora y 42 minutos de juego.

[comentarios]

Últimas noticias