Las denuncias cruzadas por violencia, la causa judicial, la restricción perimetral: todo terminó en la televisión.

Con Bárbara Vélez y Federico Bal turnándose para subir a un taxi -cuyo interior fue filmado-, y escuchando la sentencia del Bailando 2016 desde estudios diferentes. En “un show de la tragedia”, según consideró Jorge Rial, quien repudió lo visto en ShowMatch en la noche del lunes, con sendos mensajes en Twitter, y apuntando directamente a Barbie y Fede, incluso arrobándolos.

El periodista no recibió una contestación de alguno de los dos, quienes eligieron manifestarse pero sin dirigirse a Rial. En cambio, quien sí recogió el guante con su enfado fue Nazarena Vélez, quien se sintió tocada por las palabras de conductor de Intrusos.

Rial no se dio por aludido. ¡O sí! Pero casi ninguneando a la mamá de Barbie.

Además, en diálogo con Teleshow, Rial advirtió: “No me crucé (con Nazarena). Opiné porque lo hicieron en público. Después, si molesta es otra cosa”.

Lo cierto es que la polémica está planteada. Y la Justicia, más allá de lo que se dirima en los medios, debe continuar. El show, ¿también?