Eugenia Cooney tiene más de 875.000 suscriptores en YouTube y más de 413.000 seguidores en Instagram. Su público está compuesto principalmente entre jóvenes de entre 12 y 21 años, una edad caracterizada por la vulnerabilidad ante estas enfermedades de raíz nerviosa, según la solicitud de change.org, que pide el cierre de su canal, por considerar que la joven -de apenas 27 kilos- promueve la anorexia.De acuerdo a esta petición, entre los 13 y los 19 años se produce la mayor cantidad de casos de trastornos alimentarios.

“Una gran parte de su audiencia son mujeres jóvenes y algunos ya han luchado contra la anorexia y otros trastornos de la alimentación, Eugenia está dando un mal ejemplo para sus seguidores, fans y amigos”, dice la petición que ya tiene más de 9000 firmas.

Además, en la solicitud se explica que ella está padeciendo una enfermedad y que necesita recibir ayuda. “Puede que no ejerza una influencia consciente sobre su público, pero mostrar más del 50% de su cuerpo en sus vídeos y fotos no ayuda a las chicas con anorexia o cualquier otro trastorno de la alimentación”, agregan quienes piden la baja de su canal.

Ante este tipo de comentarios, Cooney sostuvo que “no es una condición médica, la gente dice muchas cosas sobre mí, tienden a decir que estoy demasiado flaca en su opinión, ni siquiera entiendo bien por qué les gusta discutir sobre mi cuerpo. Creo que soy naturalmente así, no hay una razón”.