Dos hombres y dos mujeres murieron en un popular parque temático en la costa este de Australia según indicó a la prensa el agente de policía Tod Reid.

En la atracción Thunder River Rapids, los usuarios se subieron a balsas circulares que giran en un rápido río artificial. Un error de funcionamiento hizo que dos personas salieran disparadas de su balsa y otras dos quedaran atrapadas en la atracción, explicó Gavin Fuller, del servicio de ambulancias de Queensland.

Guller desconocía si las dos víctimas quedaron bajo el agua o se vieron atrapadas en la maquinaria. El personal del parque administró primeros auxilios a las víctimas, pero sus lesiones resultaron ser mortales.

Reid dijo que no estaba al tanto de problemas anteriores con la atracción. La policía está tomando declaración a testigos y estudiando las filmaciones de circuito cerrado mientras los rescatistas trataban de retirar los cadáveres el martes por la noche. “Es una recuperación compleja con maquinaria pesada que tomará varias horas”, dijo.

Thunder River está considerada como una de las atracciones más tranquilas del parque y acepta niños a partir de dos años. El parque, abierto desde 1981, también incluye varias montañas rusas. La atracción Rocky Hollow Log Ride del parque cerró temporalmente en abril después de que un hombre cayera del habitáculo. El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, anunció una investigación exhaustiva sobre la causa del accidente.

“Los parques temáticos son para diversión y felicidad de las familias, no para la tragedia”, dijo a la prensa. El parque se cerró después del suceso y durante todo el miércoles.