A casi dos meses del fuerte terremoto que dejó centenares de muertos en el centro de Italia, la región de Las Marcas fue sacudida hoy nuevamente por dos sismos, cuyos daños hasta el momento no se han podido esclarecer.


El primer terremoto de magnitud 5,4 se registró a las 19:10 locales (17:10 GMT) en la provincia de Macerata, en la región de Las Marcas. De acuerdo con medios locales se sintió también en Florencia y Nápoles. El terremoto que sacudió el centro de Italia alcanzó una magnitud de 5,4 en la escala de Richter, según el Instituto Geológico (USGS). El epicentro del terremoto fue identificado en el pueblo de Visso, al norte de Roma. (26.10.2016)
Tras informes inciales de dos heridos, el director de la Defensa Civil, Fabrizio Curcio, informó que sólo se reportó una persona con lesiones en la localidad de Visso. “Una persona resultó herida y no dos”, confirmó Curcio a la emisora SkyTG24. Un video publicado a través de una cuenta de Twitter muestra daños cerca de una iglesia.
“La situación más crítica se registra en Castelsantangelo sul Nera, donde hay corte de energía”, manifestó por su parte Cesare Spuri, de la Defensa Civil de la región de Las Marcas. El segundo sismo, que según informes de los Servicios Geológicos fue de magnitud de entre 5,9 y 6,1 se registró a 21:18 horas (19:18 GMT) en el centro de Italia. También se siuntió en Roma.

“Situación apocalíptica”
El acalde de Ussita, en la provincia Macerata, dijo que la situación es “apocalíptica”. Marco Rinaldi informó que si bien no se reportaron víctimas hubo muchos daños en las viviendas. “Tengo esperanzas de que todos estén a salvo porque las personas estaban afuera, todos en las calles” tras el primer evento sísmico, dijo al canal de noticias SkyTG24. “Pero hay enormes problemas en nuestra ciudad. Es una situación apocalíptica”, añadió Rinaldi.
La serie de terremotos despertó hoy un gran temor entre la población de Amatrice, uno de los pueblos gravemente sacudidos por el temblor del 24 de agosto, que dejó 298 muertos. “Hubo derrumbes, pero solamente de edificios que ya estaban dañados”, dijo el alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, a los medios italianos. “Claro que esto despierta miedo”, agregó.
En tanto, se informó que las escuelas de varias localidades, como Asís y Foligno en Umbría, y L’Aquila en la región de los Abruzos, permanecerán cerradas. Además, el jueves se verificará la seguridad en las escuelas de toda la comunidad, escribió el alcalde de L’Aquila, Massimo Cialente.