En el Centro Experimental del Color se pondrá en exposición “Antinomias en tránsito”, una puesta de César Constanzo que incluirá imágenes visuales y sonoras sobre diversos soportes. La inauguración en  la sala de exposiciones ubicada en el ala oeste de la Estación Belgrano (bulevar Gálvez 1150) será este viernes a las 20.30, con entrada libre y gratuita.

Luego, la exhibición organizada por el Gobierno de la Ciudad, con el apoyo de Pinturería Universo y Tregar, podrá recorrerse hasta el jueves 17 de noviembre: de lunes a viernes de 8 a 12 y de 16 a 20, y los sábados, domingos y feriados de 17 a 20, siempre de manera gratuita.

Un acto de revelación

Para César Costanzo, afirma Felipe Noé, “la pintura es un acto de revelación del que él mismo se sorprende. Como si fuese un sacerdote (pero de una religiosidad pagana) hace presente con verdadera obstinación el cáliz y su misterio”. En un texto que versa sobre lo extraño en la pintura de Constanzo, Noé continúa describiendo que “su simbolismo aparentemente hermético, es sin embargo una fuente de metáforas abiertas. El mundo suyo es como un tarot absolutamente personal. Él no quiere que se lo descifre, sino que se sienta su presencia. El diálogo que reclama es el silencio de la contemplación”. Noé hace énfasis en la originalidad de la obra, y en cuanto a la técnica y los temas del artista, considera que “oscila entre el oficio y lo naif”, y así “nos va ofreciendo su cosmovisión como algo que debe guardarse en el misterio. Lo hace con humildad y extrema sensibilidad. La presencia habitual de rostros en su obra alude al hombre en lo incógnito. El mostrarlo es para él un acto hermenéutico. Va conociendo lo que es capaz de hacer presente, y allí lo deja evitando adjetivaciones”.