El presidente afirmó que “hubo avances importantes” en las negociaciones para reformular el acuerdo de paz que fue rechazado en plebiscito y advirtió que “no va a haber reunión” para buscar un pacto similar con el ELN hasta que esta organización no libere a un ex legislador al que mantiene secuestrado.“Las reuniones con los distintos grupos del No se han desarrollado en la dirección correcta; hubo avances importantes y lo celebro”, dijo Santos, en relación con los líderes de la corriente de opinión que postuló, para el plebiscito del 2 de este mes, el rechazo al convenio alcanzado por el gobierno y las FARC.

Representantes de esa posición -entre ellos, el ex presidente Álvaro Uribe- mantuvieron hoy una reunión de más de ocho horas con el jefe de los negociadores del gobierno, Humberto de la Calle, y el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

“Podemos tener acuerdos muy rápido, soy optimista; tenemos toda la voluntad y disposición de unirnos todos en torno a un nuevo acuerdo de paz que implementemos a la mayor brevedad posible”, indicó Santos.

Por otra parte, el mandatario advirtió que las negociaciones con el ELN -segunda mayor organización guerrillera de Colombia, detrás de las FARC- en busca de un acuerdo de paz, anunciadas varias veces pero todavía no iniciadas, no comenzarán hasta que no sea liberado el ex legislador Odín Sánchez, rehén de aquel grupo desde hace seis meses.

“El tema del ELN es claro: hasta que yo no vea a Odín Sánchez libre, sano y salvo, no va a haber reunión; así de claro y así de sencillo”, dijo Santos durante un acto oficial en Barranquilla, en el norte del país.

El gobierno y el ELN tenían previsto iniciar el diálogo el jueves pasado, en Quito, pero Santos postergó su viaje a la capital ecuatoriana hasta que Sánchez sea liberado.

El jefe de los negociadores del gobierno colombiano ante el ELN, Juan Camilo Restrepo, aseguró el mismo jueves que el operativo para liberar a Sánchez ya estaba en marcha.